lunes, 2 de noviembre de 2009

Los otros inmigrantes también sufren. Costarricenses en España

Un inmigrante es la persona que entra en un país, procedente de otro, con pensamiento de establecerse en el mismo con residencia temporal o definitiva. Esta es la definición que yo daría, y para nada acepto la de la RAE: Persona que llega de un país a otro para establecerse en él, especialmente con idea de formar nuevas colonias o domiciliarse en las ya formadas. Lo de colonias me suena a guetos.
Mi forma de ver la inmigración, son muchas las veces que la he dejado aflorar en mis escritos. En este blog, al igual que todos los de Blogger, en la parte superior izquierda, hay un recuadro en blanco, que no es otra cosa que un buscador de lo que en él hay escrito; si tecleas la palabra inmigrantes (a continuación intro), verás varias entradas en las que en su día escribí sobre el tema. Sigo pensando igual o quizás en la actualidad sea más radical. También, al ahora serlo yo, lo haga con mas conocimiento de causa.
El por qué recurro otra vez a este tema. He recibido un comentario de de Carla, costarricense, aunque con siete años de residencia en España y como ella misma dice, esposa y madre de españoles, y aunque le he contestado con otro comentario, la verdad es que tengo mala conciencia. Me gustaría poder ayudarle y al menos con la publicación de su escrito, remueva la conciencia de algún un hijo de la gran…, que lo único que suelen hacer, es chupar del bote ignorando los dramas humanos que desencadenan la lentitud y la falta de interés en resolver los problemas. Si a esto le añadimos que le ha tocado engrosar la lista de parados españoles (o posiblemente a ella no la cuenten), apaga y vámonos.

Igual que tú casi desesperada durante mucho tiempo para obtener la residencia, pero no en Costa Rica, sino al contrario, en España donde vivo hace 7 años. Soy tu caso contrario en casi todo, una tica que decidió irse a España, no para huir del amor y su vida, sino para realizarlo y hacerle frente, no para salir de una depresión, sino para casi entrar en ella, no para hacer nuevas amistades, sino para echar de menos a las que dejé atrás; en este momento ya vivo otra realidad, soy más realista y ya casi no me opongo a mi vida aquí, estoy semiadaptada, aunque mi entorno no hay manera que intente adaptarse a mí en lo mínimo, eso a veces me desespera pues me hace sentir como un perro verde a pesar de comprender e incorporarme a su estilo de vida. Imaginarás que el acelerar mi manera de hacer las cosas -a diferencia de como las hacía en mi país- me ha pasado factura, aquí he conocido el estrés y la ansiedad, desgraciadamente estoy aprendiendo a vivir con ella pues ir en contra es más contraproducente a mi salud mental y física. Es cierto no hay lugar idóneo para vivir, aunque el entorno pueda influir, la verdad es que uno hace el sitio al que quiere pertenecer aunque para ello siempre haya que pagar un precio. Yo imaginaba muy diferentes las cosas antes de venir aquí, me equivoqué en muchas y encontré en muchos casos lo contrario a lo que esperaba.
Ahora llevo 4 años esperando la doble nacionalidad en un proceso que supuestamente dilataría 2. Una homologación de un título me ha tardado 2 años cuando en teoría tardaría 6 meses. Cotizo, pago impuestos, sin embargo soy una pseudociudadana de tercera categoría, no puedo votar contra quien me quiere subir los impuestos, o me ha enviado al paro. Sigo entrando a España con el pasaporte costarricense y nunca faltan las pegas. Soy esposa y madre de españoles, uso jerga española, comprendo el valenciano, cocino platos españoles, cumplo con mis deberes a raja tabla, todo cuanto he logrado y hecho en mi país lo he tenido que ir rehaciendo aquí, desde la licencia de conducir hasta una licenciatura, nunca he querido saltarme las reglas sociales, las políticas y la ley del país al que he decidido ir, pero ello no es suficiente, burocracia hay en todas partes y hasta dentro de 2 años ( a 9 de estar en España legalmente) voy a poder entrar con un pasaporte donde no tenga problemas en el país donde vivo... Esto también es desesperante!!!
Espero que tú tengas mejor suerte y no te dilate tanto como a mí.


Y sigo con los emigrantes: Yo los clasificaría en tres grupos, los que la necesidad los obliga a serlo, caso de los africanos y bastantes latinoamericanos, los que lo hacen queriendo mejorar su estatus, sea cultural o monetario y los que simplemente lo hacen por el clima o por variar de aires. Carla, yo te incluiría en el segundo, y nada te reprocho. Unos escritos atrás comenté que TVE tiene un programa, españoles por el mundo o algo similar, en los que los ponen poco menos que de héroes. Es curioso que ellos lo sean y tu no. También cabe la posibilidad que estén animando al personal para que se larguen con lo que bajaría esa cifra espeluznante de cuatro millones de parados.
Quizás ignores que durante la dictadura de Franco, en el Estatuto de los Trabajadores, decía que todos los españoles teníamos derecho a mejorar de trabajo, razón por la que te daban un año de excedencia en el habitual, para que pudieras buscarlo. Con los recortes que están dando a los derechos de los mismos doy por descontado que esto habrá desaparecido. Este derecho debía ser universal y no solo aplicado al trabajo sino a cualquier tipo de mejora. No tienes el por qué dar explicaciones de tu decisión de irte a España.
Bueno, al tercer tipo pertenecería yo. Nada tengo que perder. Si este país no me trata bien, seguiré camino. Como consecuencia de la depresión me declararon incapacitado para todo tipo de trabajo, y la pensión que recibo (que también la veo peligrar, y te aseguro que con lo que he cotizado durante mi vida laboral, tendría para, aparte de vivir como un rey lo que me quede de vida, tener como mínimo un yate), me la gasto donde me de la real gana (si así lo hace "mi" vicepresidente Chávez, el por qué yo no).
Te veo muy desilusionada. Por allí decíamos: A lo hecho pecho.
Precisamente el de dos escritos anterior a este, puse: , una mala copia de lo que en su día dijo Paulo Coelho. Te aconsejo que lo leas con calma.

Te deseo lo mejor en tu vida española.

Búsqueda en Google de:

6 comentarios:

Carla dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
José Manuel dijo...

Hace unos días que no me asomo por esta ventana al mundo, y tampoco sé cómo, me acerco a leer el comentario de Carla y mira por donde me lo encuentro eliminado.
Tres han podido ser las causas de esta eliminación. Que en unos de los momentos en que martirizo a mi PC, sin darme cuenta lo eliminara; que Blogger lo haya hecho (nadie se imagina la censura que existe en Google), y por ultimo y la más probable es que Carla lo haya eliminado.
Si ha sido esta última, en primer lugar me entero de una cosa nueva, no sabía que yo pudiera eliminar los comentarios que hago en otro blog (lo investigaré) y en segundo lugar me pregunto y esto va por ti, Carla, ¿el por qué lo eliminaste? ¿Había algo de lo escrito que no fuera conveniente?

Saludos

José Manuel dijo...

Comprobado. Los puedo eliminar

Carla dijo...

Escribí el comentario hace unos días, pero luego lo releí y creo no haber dejado claro lo que quería decir, recapacité y preferí editarlo con una idea más clara de lo que quería dar a entender sin entrar en clasificaciones ya que daba una clasificación diferente de inmigrantes desde el aspecto de cómo son vistos, de los prejuicios que se hacen de acuerdo a sus lugares de procedencia, su situación económica y cultural. Era una clasificación que realmente no iba de acuerdo a mi forma de ver las cosas, sino de como aveces la capto del medio en el que vivo ahora y del que he venido. Digo que no va de acuerdo a mi pensamiento ya que en temas tan personales como los motivos que hacen a una persona dejar su país, su familia, sus amigos y aveces jugarse la vida, para mí se escapan de generalizaciones, en todas las clasificaciones se dejan fuera múltiples variables, sobre todo cuando se trata de temas humanos, es imposible abarcarlos todos.
Respeto tu manera de ver las cosas ya que dentro de todo se abarcan la mayoría de motivaciones del fenómeno de la inmigración, pero no todas, como en mi caso, lo mío es una variable.
Sin embargo lo ves de una manera humana y realista.
Ahora estoy terminando de leer un libro que ha obtenido el premio planeta de este año, se llama "Contra el viento" de Angeles Caso, trata de la valentía de una mujer africana que decide cambiar su vida (por múltiples motivos) y emigrar a Europa, ahí conoce a una mujer española insegura, ansiosa y que no conoce el concepto de la valentía hasta que conoce a la primera, juntas salen adelante mediante una gran amistad.
Recomiendo su lectura para quienes quieran ver de otra manera las cosas.
En cuanto a lo de Coelho es un poco Gestáltico e interesante, pero me identifico más por el concepto de la resiliencia, cada uno tiene la capacidad de sobreponerse a situaciones difíciles e incluso mejorar a partir de ellas, eso es lo que yo intento cada día, y créeme, aveces esto es más difícil que cerrar círculos.
Bueno, ya he escrito bastante, creo haber correspondido tu escrito.
Agradezco tu interés por echarme una mano, la acepto, pues no suelo despreciar a quien intenta hacerme ver las cosas de otro modo.
Un saludo.

Emma dijo...

Mi pareja es de España... Yo soy maestra de Inglés con propiedad en mi país y adoro mi trabajo, mi escuela, mis padres, mi mundo... Pero por amor pienso ir a vivir a otro lugar y dejar mis sueños atras... Para cumplir uno que ni en los más locos sueños que tuve me lo imaginaba... enamorarme.
Tengo mucho miedo de lo que me espera allá... Él trata de tranquilizarme, pero aun con los años que esperaremos para vivr juntos no puedo dejar de preocuparme... Tengo miedo que cuando me pregunte "¿Quieres vivir a mi lado?..." no sepa que contestarle...

José Manuel dijo...

Querida amiga Emma, posiblemente sea el menos indicado para aconsejarte; siempre tuve claro que mi casa seria aquella en la que me encontrara a gusto, y al decir casa, no me refiero al habitáculo que nos cobija.
Adoro mi trabajo, mi escuela, mis padres, mi mundo. Es muy duro lo que dices; llevo el tiempo suficiente en Costa Rica como para saber que los ticos estáis muy arraigados a vuestra tierra.
El sistema de vida de los ticos nada tiene que ver con el español. Sinceramente creo sufrirías allí.
No me gustaría estar en tu pellejo, pero elijas lo que elijas, te deseo lo mejor.

Un abrazo

La verdad es que me siento mal, no solo no ayudándote sino creándote mas dudas. Quizás puedas contarme más cosas si lo haces a mi correo: master2645@gmail.com