lunes, 29 de junio de 2009

Recorriendo Costa Rica y mi primer encuentro con la policía

Dos cosas; primera.- Hay frases y sucesos de esta vida, que por determinados motivos y cuando menos haces para que así ocurra se repiten y esto me esta ocurriendo con el dicho de Paulo Coelho: Aunque el tesoro que anhelas esté enterrado en tu casa, sólo lo encontrarás cuando te alejes. La verdad es que en este caso no es mucho lo que me tenía que alejar, puesto que por carretera, si así se le puede llamar, está a quince o veinte minutos y desde la mesa donde me siento todas las tardes a contemplar los atardeceres, en mis buenos tiempos hubiera llegado nadando (En mi mente aun me considero capaz de hacerlo). Hoy estuve viendo otro pueblo que en teoría reúne todas las condiciones que le exigía a mi final asentamiento.
Leer el restoSegunda.- Definitivamente, o ya la tengo o muy poco me falta, para tener mentalidad tica. Por no se que extraña circunstancia, me había prometido a mi mismo que hasta no tener la residencia no haría nada en este país, y cuando digo nada, me refiero a viajar para conocerlo, comprarme un vehiculo, que en este caso se trataba de una moto o fijar el lugar donde vivir. Bien, de mi residencia ni sé; creo que ya están entregados en Migración todos los documentos, pero como si no lo estuvieran, puesto que será oficial en el momento en que entren en mi expediente y tal como trabaja la burocracia por aquí y los que se relacionan con ella, esto puede ocurrir en un mes o en un año. Nada se de Fernando (especie de rata de Migración que esta con los últimos tramites), a pesar de varios intentos de comunicarme con él y mensajes en el teléfono. No pasa nada, en esta patria, todo llega.
Todo el mundo se extrañaba por mi obsesión de tener todo en regla, y en lo referente a mí residencia me decían: aquí todo el mundo está ilegal y no pasa nada, cosa que no entendía pero que hace unos días comprobé. Al parecer por estos alrededores se había encontrado un alijo de drogas y la policía no paraba de dar vueltas sirena en ristre. Me encontraba en mi mesa con David y con Andrés, cuando junto a nosotros paró la policía, uno de ellos se nos acerco, mientras la compañera, a cierta distancia, tenía puesta la mano sobre la pistola. Lo primero coger la caja de Juanolas que siempre dejo junto al tabaco y el mechero, destaparla y olerla con fuertes inspiraciones y a continuación viendo que de coca no se trataba (no se por qué sospecho que mas por color que por el olor), y tengo que reconocer que muy educadamente, nos pidió cedulas y pasaporte (debo tener una cara de gringo que espanto), enseñe fotocopia del mismo y curiosamente tuve que interceder por mis dos contertulios, puesto que ni llevaban cedula ni jamás podrían llevarla. David es un nica que lleva más de diez años en Costa Rica y jamás se preocupo por regularizar su situación y Andrés a pasar de ser tico nunca la tuvo ni creo que llegue a tenerla; .
También es verdad, que según me dicen, desde que estoy aquí no han hecho ninguna, cada cierto tiempo hacen una redada contra los ilegales, pero un mes antes ya lo saben así que poco efecto debe causar.
Reconozco que todavía me falta un pelín para pensar en tico. Después de llevar varios días con el carro que me compré hoy me entero que ando sin seguro. Saltan mis alarmas diciéndole a mi compañera: ¡Para el carro que aquí queda inmovilizado!, a lo que me contesta, ni es obligatorio y casi nadie lo tiene. No acabo de creérmelo y mañana me visitara un agente para hacérmelo, pero lo cierto es que el estrés me bajo hasta los talones y continuamos viaje.
A las cosas no hay que darles mas importancia de la que tienen, aunque creo por aquí se pasan/me estoy empezando a pasar, no en vano estoy en el de Latinoamérica.


Búsqueda en Google de:

sábado, 27 de junio de 2009

Playa Manzanillo y costeando hasta Santa Teresa y Malpaís

Pincha sobre la imagen para ver el álbum ampliado. Después en Full screen o pantalla completa


Tenemos que ir a Cóbano a que firmes la transferencia del carro, me dice Vanessa.
Sobre la marcha, le contesto.
Imaginándome lo que iba a pasar, echo las gafas y las aletas. Se viene con nosotros Kim.
No hacia falta tener mucha imaginación, no estaba el abogado así que decidimos ir a una playa donde pueda bucear. Antes de seguir camino, entro en la farmacia a comprar unas gotas para los oídos; tengo una pequeña infección en uno de ellos (Jamás la había tenido y me he estrenado en este país)
Vanessa dice de llegarnos a la playa de Manzanillo. Tampoco había estado en ella así que la idea me parece bien. Ella conduce y yo voy de copiloto con la maquina en ristre. Kim atrás.
Leer el restoSigo sin comprender como, al menos por esta zona, predominan los vehículos de carretera sobre los todoterreno. Tenía razón Goro cuando me decía que prevalece el aparentar.
Después de dejar atrás el desvío de Malpaís, un par de cruces de caminos, uno de ellos sin ninguna señalización, carrera de obstáculos sorteando baches, cosa imposible con alguno de ellos puesto que estamos en época de lluvias, el agua en su interior está a rebosar y tienes que imaginar la profundidad; al fin llegamos a un pequeño grupo de casas, que según Vanessa es Manzanillo y según el mapa que llevo debía ser Santiago o no hemos hemos pasado por él.
Playa de Manzanillo. Preciosa, pero empieza mi desilusión; magnifica para practicar el surf, pero imposible para el buceo; además la mar continua brava.
Decidimos continuar camino, costeando, hasta Santa Teresa. ¡Menudo caminito!.. Es mas de una vez la que hay que poner la tracción a las cuatro ruedas, pero el colmo es cuando llegamos a un riachuelo, por llamarle algo, puesto que por el bajaba bastante agua y o lo cruzamos o hay que dar vuelta. Vanessa se decide a hacerlo y yo me veo con el carro bañándome en el Pacifico, pero no, lo vadeamos bien.
Ni que decir tiene que la vegetación no ya es que llegue hasta el mar, sino que se adentra en él. Precioso pero… me quedo sin bucear. En algunas calas lo podía haber hecho pero el agua está turbia.
Llegamos a y ya se ha pasado la hora de comer, así que paramos en una soda, la cual me era familiar por haber estado en ella con mi hijo.
No me rindo y digo de llegarnos al final de , donde sabía había una cala pero basta que desees una cosa para que no se cumpla. Definitivamente hoy no es mi día de buceo. Me dicen que podré hacerlo cuando cambie la luna; aquí hay que contar con ella no solo para podar sino hasta para castrar a los animales.
De vuelta para Cóbano conduzco el carro. Ya le tengo bien tomada la distancia entre ruedas, única forma de evitar baches, pero aun así a veces es inevitable meterse en el que creías evitar por centímetros. Todo el camino en segunda y a dos mil quinientas revoluciones.
Llegará el buceo. Además, todavía no estuve en Isla Tortuga.

Si quieres situarte puedes ver el mapa de la entrada anterior.


Búsqueda en Google de:

miércoles, 24 de junio de 2009

De Montezuma a Cabuya. Olas para surfistas, la isla del cementerio y reserva natural de Cabo Blanco

Pincha sobre la imagen para ver el álbum ampliado. Después en Full screen o pantalla completa


Había quedado en llegarme con Vanessa a Cóbano después de comer. Motivo: la compra de un carro, lo que debía tenerme contento, pero no, una noticia y la falta de otra del puñetero país que deje atrás me tenían fuera de mi. Dificilísimo escapar del sistema.
Operación de cambio de divisas en el Banco Nacional de Costa Rica y nos llegamos a por el vehiculo. Noto cierta pena, en la hasta ahora dueña, al desprenderse de él.
Vanessa dice de ir a probarlo, le digo que conduzca ella y veo que el camino, que no carretera, es hacia Montezuma. ¡Bueno! Me dije, ya va siendo hora de conocerlo.
Mi irritación seguía, por lo que no iba pensando en el carro ni puñeteras ganas que tenia de conocer la meta de la mayoría de los mochileros, tanto gringos como europeos.
Leer el restoCuando me doy cuenta observo que Montezuma quedaba a un lado y seguíamos camino. Vamos bordeando la playa y la vegetación es exuberante. Nadie, o al menos yo, se puede abstraer de tanta belleza, por lo que sin darme cuenta no solo voy dejando atrás los problemas, sino que cada vez voy prestándole más atención a lo que me rodea. Saco la maquina fotográfica y comienzo a tomar instantáneas. Hay sitios en los que no me contengo y le digo a Vanessa que pare y saliendo del vehiculo me quedo embobado contemplando lo que veía. Cruce de caminos y al poco me dice que estamos en Cabuya. Si en todas las poblaciones de estos alrededores, las casas están desperdigadas a lo largo de la carretera, aquí ya es difícil ver una desde la que se divise otra, aunque no falta el súper, campo de futbol y la verdad no recuerdo si iglesia, que indicaban que era una población.
Llegamos a la entrada de la , donde había un parqueo para los vehículos y el resto habría que recorrerlo por sendas.

De vuelta Vanessa me dice me va a llevar al , suponía que algo de especial tendría puesto que no es normal que a semejante sitio te lleven. No podemos llegar a él, el cementerio esta en una isla y solo se puede acceder a la misma con marea baja en la que queda al descubierto un sendero que hasta allí llega. Pangas varadas y marengos en sus faenas; la mar estaba brava y no es día de salir de pesca.
Vuelta. Vanessa para el coche. Tanto había que ver que a la venida se me escapo un grandioso árbol. Jamás había visto semejante mole y dudo que haya muchos de tal diámetro; con posterioridad investigo y es un que ha sido declarado árbol excepcional 2009 en Costa Rica. Impresionante.
Pasamos por el puente del río Lajas. Me dice que solo lleva allí unos pocos de años y que cuando no existía, y había un temporal que podía durar incluso semanas, el río era invadeable razón por la que Cabuya permanecía aislada del resto del mundo.
Nuevas paradas. Playas preciosas para practicar el buceo y a esas alturas mi bienestar había subido tanto que de haber tenido las gafas y la aletas no lo hubiera dudado y al agua me hubiera ido. Pero aquí no acaba la cosa, otras con unas olas impresionantes, razón por lo que Montezuma es tan visitada por los surfistas.
Llegada a Montezuma y esta vez paramos. Muchos hippies vendiendo abalorios y fumándose su buen puro de marihuana sin ningún complejo. Entramos en un bar cuya clientela es multinacional y también me asombra lo barato de los precios.
Retorno a Cóbano; me decido a conducir el carro y este me parecía un deportivo y el camino con baches, que más que tales eran verdaderos cráteres, se me antojaba una autopista.
Ya en mi bahía, pensé que ella no era lo mejor de Costa Rica. ¡Lo siento por ti!
Con todo lo que más me ha llamado la atención de este paseo inaugural de mi nuevo carro, es la capacidad de la mente humana de pasar de un estado de ánimo malo a otro de casi absoluta felicidad simplemente con la observación de cosas bellas. Hace unos días escribía sobre Lo que perciben nuestros sentidos; me quedé corto.


Búsqueda en Google de:

lunes, 22 de junio de 2009

Emasagra. Canales de Atención al cliente. Averías

Cerrado por avería

Lo que perciben nuestros sentidos. Escuchar que no oír y mirar que no ver

Ducha y paseo para contemplar el atardecer
Durante la mayor parte de mi vida, fui sorbido por el trabajo estresante, y durante mi depresión, me aísle del resto del mundo. En la última fase de la misma mi sed de aprender no era nada normal; lo achaqué a la recuperación de neuronas debida a los antidepresivos a las cuales daba por sentado vacías y por tanto una buena parte de mi cerebro estaba apto no solo para recibir, sino para acumular información. La obtención de la misma, me venia por la tradicional de la lectura y la mayor parte por esta gran fuente que es internet de la que a pesar de que la mayoría de su contenido es el sexo y otro gran segmento información basura, sabiendo bucear en ella para mi es la mayor fuente de conocimiento que jamás ha existido, pero fue prestándole atención a un cuando me di cuenta existía otra y es mediante la observación de lo que te rodea, pero ha sido en este país, Costa rica, donde la he descubierto en toda su grandeza.
Leer el resto y ver imágenesEn español (no voy a contradecir al conjunto de los latinoamericanos que así llaman al idioma en el que hablo), en cuanto al sentido del oído existen las palabras oír y escuchar y al de la vista ver y mirar, pero para nuestra desgracia pasamos por esta vida solo viendo y oyendo.
Es raro la tarde en la que no me siento a contemplar el atardecer en la bahía donde me encuentro. También es raro el día que alguien no se sienta conmigo a hacerme compañía, pero aun con ella, la vista instintivamente se me va hacia el horizonte. Aunque, claramente, hay dos estaciones, la de las lluvias y la seca, no ha habido un solo día en el que las nubes no hayan aparecido. Es un espectáculo grandioso. Las nubes forman caprichosa figuras, en constante movimiento y conforme la luz va desapareciendo por la llegada de la noche van adquiriendo una gama de colores con todas las tonalidades imaginables, desde el gris plomizo, hasta infinidad de matices de rojos, pasando por el blanco en el que en su espectro están presentes todos los colores. No ya es que no haya dos días en que los atardeceres sean iguales, sino que en una puesta de sol las caprichosas figuras, son tantas las formas que adquieren que el cerebro es incapaz de procesar lo que los ojos perciben.
Con la llegada de la luna llena, no soy yo el único espectador, somos varias las personas que esperamos el orto de nuestro satélite. Son como máximo tres días los que se puede contemplar y desde que por aquí me encuentro la he visto salir desde el NE, apareciendo por la cola del lagarto (caprichosa figura que forman las montañas que cierran la bahía), hasta casi el embarcadero, rozando el SE. Normalmente aquí las nubes nos juegan la mala pasada de no dejarnos verla salir en todo su esplendor, pero aun así merece la pena la espera.
Con todo no es esto lo que mas me llamo la atención cuando recale en este país. La llegada fue en plena época de lluvias, y mientras lo recorríamos en un todoterreno, la gama de verdes de sus bosques fue otro precioso regalo para la vista. Llego la estación seca, y la gama de verdes aunque sin desaparecer fue dejando paso a unos marrones/grises que me desesperaban. Cuando decía que estaba deseando que llegara el invierno (así llaman a la época de lluvias), la gente de por aquí me miraba como si loco estuviera (para ellos es el final de la época turística y su supervivencia depende en la mayoría de los casos de su ingenio).
¿Y los animales? ¿Quién le quita la razón a Darwin? A excepción de la puñetera mosca, no he visto ni uno que sea igual a los del país que deje atrás. Existe la salamanquesa a la que por aquí llaman garrobilla, por su similitud con el garrobo, especie de iguana pero de color gris, el zopilote, los congos y tantos otros que enumerarlos seria el cuento de nunca acabar. No tienes que hacer grandes excursiones para verlos, simplemente mirar a tu alrededor.
El sentido del oído, también es un buen receptor de información; no hay mas que prestarle un poco de atención a los aullidos de los congos; son diferentes si comiendo están, llueve o hace tormenta. Y hablando de tormentas, también las hay en todo el mundo, pero mi percepción de las mismas aquí es otra; tengo la sensación de estar dentro de ellas.
Un animal al que yo creía un búho o similar, me “deleitó” durante unas noches con un sonoro concierto. Lo grabé para preguntar de qué se trataba. ¡Que búho ni que ocho cuartos, se trata de una rana!.. Me dijeron. Fueron en aumento y ya se trataba de una orquesta. Me imaginaba ranas gigantes, tal era el vozarrón que tenían, pero salí a localizarlas y comprobé se trataba de diminutos animalitos. ¿Cómo puede haber tanta desproporción entre su tamaño corporal y los decibelios que salen de su boca?
Ayer mientras escribía esto, llego la hora de mí puesta de sol, pero en vez de dirigirme a la playa atravesando el pueblo, lo hice dando un pequeño rodeo al mismo y cámara en ristre fui tomando imágenes de lo que merecía la pena dar a conocer. El paseo no dura más de quince minutos y fueron más de veinte imágenes las que tome de las cuales no voy a poner todas. Tampoco las que pongan serán las mejores.
No hay que recorrer Costa Rica para hacer disfrutar la vista, simplemente observar con un poco de atención lo que te rodea.

Vista desde el mismo pueblo


El Pánica aun no viene muy caudaloso


Llueve sobre el lagarto


Donde estaba la soda de Ángela


Fin del paseo. Mi mesa


Así queda el atardecer


Búsqueda en Google de:

sábado, 20 de junio de 2009

Muertes por suicidio duplican a las muertes en accidente de tráfico

La noticia del encabezamiento de este escrito se refiere a España. Ya en su día (2 de mayo de 2007) (En este momento suscribo totalmente lo que en aquel entonces opiné) sobre este tema y en él decía: El Ejecutivo europeo indica que 58.000 personas se quitan la vida cada año, una cifra superior a la que provocan los accidentes de tráfico, 50.700 personas, o a la de los crímenes, 5350.
El por qué reincido en el mismo contenido; bien, mientras padecí la depresión, especialmente en la última fase, indagaba desesperadamente información sobre la misma, posiblemente, o casi con seguridad, buscando ese clavo ardiendo al que todos queremos agarrarnos en momentos de desesperación y la verdad sea dicha, bien porque no la hubiera o porque la depresión afecta directamente a la , me costo trabajo conseguirla, motivo por lo que decidí, hacer una (tengo un acceso directo a la misma en los gadgets de la derecha) en este blog, y a su vez una alerta en Google, que aún la continúo, pensando no solo en aliviarles la búsqueda a otros que al igual que yo la buscaran, sino que, y seleccionando sobre la mucha basura que sobre ella hay, meto lo ultimo importante que aparece en las noticias.
Lo ultimo que he leído, aunque no la coloque en la citada entrada, puesto que nada relevante es, en cuanto a descubrimientos que afecten a la misma, es: , que junto a , y esta , al menos a mi me pone los pelos de punta.
Al igual que en mi primer escrito, no me entra en la cabeza que nadie de la voz de alarma, y no solo se pongan medios para que esto no ocurra, sino que el ocultismo es mas que sospechoso.
Como dice Punset, en El viaje a la felicidad, la depresión es, "posiblemente, el más destructor y el menos controlado de todos los factores [internos de infelicidad] que germinan dentro de la propia persona (...) dentro de unos años constataremos el enorme coste social en que habremos incurrido al no abordar seriamente el problema de la salud mental".
En tan solo un par de años se duplica el número de suicidios y aquí no pasa nada. Si esta sociedad no va al desastre, que venga uno de los dioses y lo vea.

Búsqueda en Google de:

viernes, 19 de junio de 2009

La imaginación al poder y la imaginación es más importante que el conocimiento

Estas dos frases me han acompañado durante la mayor parte de mi existencia, aunque sigo sin comprender el por qué nadie completa la segunda, encabezándola con En los tiempos de crisis sólo…, tal y como la dijo Einstein.
Pero ¿que es la imaginación? Para mí es un don muy especial que poseen algunas personas puesto que cuando se dice que es inherente al ser humano, tengo verdaderas dudas, y si no recurramos nuevamente a la frase de Einstein y preguntémosnos donde la tienen nuestros mandamases/sabios para sacarnos de la actual: Nada, más bien están hipotecando el futuro de nuestros descendientes. Se podían estar quietos y se resolvería sola o al menos mejor de lo que ellos lo están haciendo. Lo curioso es que si la tuvieron para provocarla.
Leer el restoVeamos algunas definiciones que encontré:
RAE: Facultad del alma que representa las imágenes de las cosas reales o ideales.
Otras:
-Es la facultad de tener presente en la mente la imagen de algo que en el momento se encuentra fuera del alcance de los sentidos.
-Facultad de la mente de representar las imágenes de las cosas reales o ideales.
-El proceso cognitivo que permite al individuo manipular información generada intrínsecamente con el fin de crear una representación que se percibe a través de los sentidos de la mente.
-Facultad sensible o sentido interno capaz de reproducir sensaciones o percepciones en ausencia de sus estímulos. De las tres funciones que se le atribuyen (conservadora, reproductora, combinadora) se da vulgarmente el nombre de imaginación (o FANTASIA, vid.) a la última, combinadora o creadora.
-Capacidad de formar en la mente imágenes o representaciones de cosas o personas reales o irreales.
-Proceso por el cual se crean formaciones de imágenes mentales de situaciones, personas, objetos... que no se encuentran presentes, como estímulo, para ninguno de los sentidos de la persona que está.

Por ultimo Wikipedia: La imaginación (del latín imaginatĭo, -ōnis) es el ejercicio de abstracción de la realidad actual, supuesto en el cual se da solución a necesidades, deseos o preferencias. Las soluciones pueden ser más o menos realistas, en función de lo razonable que sea lo imaginado.
Si es perfectamente trazable, entonces recibe el nombre de inferencia; si no lo es, entonces recibe el nombre de fantasía.

También encontré alguna en la que los científicos confirman que el poder de la imaginación es real. ¡A buena hora, mangas verdes!
No es mucha la información, no ya solo de que es la imaginación, sino si unas personas tienen más que otras, si hay formas de desarrollarla, si es positiva o negativa para el normal desenvolvimiento de las personas, que papel desempeña en la ciencia etc.
En estas estaba cuando en Messenger me aparece queriéndome llevar a su particular huerto con unas preguntas sobre un elemental problema de física acabando por decirme que me mandara escaneada la demostración de que la velocidad de la luz puede ser superior a los 300.000 kps. Esto para mi es imaginación con mayúsculas.
No desaprovecho la oportunidad para hacerle mi eterna pregunta: Donde se encontraba la famosa singularidad de densidad extrema que dio origen a la gran explosión y formó el universo. Me hace varias derivas pero viene a coincidir conmigo que el por qué vamos a dar por hecho que solo había una singularidad y no millones de ellas y por tanto hay millones de mundos en formación y otros tantos en recesión (Los mundos también mueren). Le sigo apretando las tuercas: Pero vamos a ver, ¿en donde se encuentran esos millones de mundos? Los dos hemos llegado al límite de nuestra imaginación. Ella con su exclusiva maestría se desvía por otros derroteros, cosa que le agradezco porque no quiero entrar en el sufrimiento que he experimentado otras veces en el que he querido forzar la mía queriendo ver la solución. Hay momentos que he creído estar llegando a ella, con un gran dolor de cabeza pero convencido de que llegaba, pero el final siempre fue el mismo, hubo un punto, normalmente negro, cercano al infinito que se me escapo y me hizo volver al principio con gran desesperación por mi parte. Definitivamente mi imaginación esta limitada. Es muy poco lo que me queda, me he repetido a menudo; quizás ejercitándola lo consiga. Creo que jamás llegaré.
No es esta la imaginación que mas me fascina, al fin y al cabo es un reto pero en el que experimentas una gran ansiedad, pero hay otras mucho mas cercanas con las que sientes verdaderas delicias. Durante mi depresión, para evadir el sufrimiento descubrí que trayéndome a la cabeza una imagen agradable no solo lo engañabas sino que incluso lo cambiabas por placer y la imagen preferida era verme buceando en un mar de aguas transparentes, viendo sus multicolores peces entre corales y plantas exóticas balanceadas por suaves corrientes. Empezar era lo difícil, pero una vez lo habías conseguido la imaginación hacia el resto.
Quien no ha sentido las mariposas en su vientre mientras acariciaba mentalmente al amor ausente.
Quien no ha hecho un viaje virtual por esa tierra que tanto deseabas visitar y que incluso fue mas placentero que cuando al fin lo realizaste.
Hay un que siempre me ha fascinado en especial por sus dibujos callejeros y es . Se perfectamente que son ilusiones ópticas lo que este hombre crea, pero hay que tener mucha imaginación para llevarlas a cabo.


Búsqueda en Google de:

domingo, 14 de junio de 2009

San Lucas. La isla de los hombres solos, ¿de José León Sánchez o de Leoncio Sandino Trujillo?


Son muchas las veces que he pasado cerca de la isla de San Lucas, puesto que el rumbo que sigue el ferry de Puntarenas a Paquera, casi la costea, y también muchas las que algún tico, me cuenta que existe un libro, La isla de los hombres solos, en la que su autor, José León Sánchez, estuvo preso en su penal y en el relata las calamidades que en él paso. También dan por supuesto que el autor demostró su inocencia.
Leer el restoNó, no llegué a leer el libro, puesto que aun no lo pude conseguir, cosa que seria algo de extrañar en los pueblos de las cercanías, donde no existe ninguna librería, ni en Puntarenas, que en las que estuve no lo tenían, aunque eso si había una gama muy amplia de libros en ingles y las veces que estuve en San José el tiempo me acuciaba; parte de la trama la puedes encontrar en la .
Que existió este penal, es cierto. De hecho te pongo este video, para que te hagas una idea de lo que fue.



También este otro con una vista aérea del estado actual de la isla.
Son muchas las veces que me he quejado de lo mal que los ticos venden este maravilloso país y esta toma aérea es un buen ejemplo, puesto que bajo mi punto de vista la hicieron en la época seca en vez de en la época de lluvias en la que la gama de verdes seria exuberante.



No voy a hablar aquí de un libro que no leí, ni de una isla en la que no puse los pies en ella, sino de lo que mas me ha llamado la atención de él, del que tan orgullosos están los ticos y de lo que quizás no estén bien informados, y es de su autoria. Repito todo el mundo da por hecho que su autor es José León Sánchez, pero puede que no sepan que por ejemplo Televisa tiene una demanda por pasar en su programación la película del mismo nombre, y la demanda es por . Según Leoncio Sandino Trujillo, novelista y pintor nicaragüense, a sus 19 años.
Lo cierto es que la corte suprema de Costa Rica, falló a favor de Sandino Trujillo.
Si es verdad que José León Sánchez, plagió este libro, hay que reconocer que dio el pelotazo puesto que gracias a él, es una .
La justicia dirá, aunque caso de que sea cierto, debía salir a la palestra y darle los meritos a su verdadero autor en vez de decir que la obra es lo que cuenta, y de serlo, repito, bastantes réditos ha sacado como para no darle algunos a su verdadero autor.
Como dato curioso el abuelo de Henry, mi amigo el vigilante del hotel…, estuvo quince años encerrado en el famoso penal por la nimiez de coser a balazos a su abuela.


Búsqueda en Google de:

domingo, 7 de junio de 2009

Quien en mala sombra se cobija, al final se hunde. Historia de cuatro árboles. Fábula

Historia desde los confines de una vida, con sentidos abstractos y buena parte de metáfora. Disfruten.

Árboles, llenos de vida, edades diferentes y buen ejemplo a seguir. Antes que los animales, la vegetación era dueña del mundo. Símbolos de ecología, intentos de restauración, pero la tala inmoderada siempre lleva a la destrucción. ¡Pocos buenos árboles hay ya! ¡Todos por dentro empiezanse a pudrir!
Pero claro, entre tanta diversidad, existe aún un árbol firme en sus decisiones, sin ser descorazonado, y de ese es del cuál les contaré a continuación.

Leer el restoSu historia no puede ser la más feliz de todas, no podemos recaer en tanta fantasía, pero, para ser precisos, podemos decir que tuvo una historia difícil:

Él era un árbol el cuál tenía buenas hojas, unos tallos fuertes y unas raíces bien plantadas; no podría ser un árbol más perfecto.
Cierto día, conoció al árbol que pensó, acompañaría toda su vida.
Bella, distinguida, complementaria; lo que necesitaba.

Retoños emergieron ya después de una larga comunicación, felices eran la pareja de vegetales, despampanantes iban a todo lugar, entrelazadas sus ramas hasta el final, con unos buenos frutos en las copas, cómo prioridad, éstos árboles irradiaban bondad.

Tantos buenos frutos por dar, pero una enfermedad cayó al huerto. De repente, el árbol perfecto fue perdiendo su brillo inmenso; sus hojas se estaban volviendo amarillentas cual boca fumadora; sus raíces flaqueaban, persona escenofóbica ante una multitud magistral; todo le parecía gris, día nublado en el porvenir. Las ramas poco a poco se marchitaban, a la vez se quebraban aquellos lazos que parecían inmunes a cualquier mal augurio. Uno de los frutos abandonaba la copa puntiaguda, con las suaves hojas por el suelo, se iban a otro árbol, al árbol femenino.
¡Así pues! ¡El árbol perfecto empezó a tener muchas imperfecciones! Su postura no era la misma, torcido estaba; el fruto que con tanto esmero había protegido como su propia vida, al igual que esa entrañable compañera, se había esfumado cómo si el pasado fuera nulo.

Tiempo pasó, los frutos se convirtieron en árboles, que, con otros se fueron haciendo su propia vida estando lejos del huerto familiar, y la existencia del protagonista se fue desvaneciendo de cada alma por la distancia de por medio.

Los venidos en tiempos de felicidad, algunos tomaron malos rumbos, tal es el caso del fruto más alto, que, se entrelazó antes de tiempo y terminó mal su asunto.
Sin alguien perfecto quién diera su más sincero apoyo, no se hizo nada y la historia quedó inconclusa, hasta después de un lapso muy prolongado, dónde los pájaros trinaban las más dulces melodías, para el viejo árbol triste.

Sonriendo y dulce timbre de voz, exclamó:
-¿Qué vienen a hacer, bellas aves, por aquí, en mis oscuros ramajes?

Las voladoras coloridas y divertidas, exclamaron al unísono:
-¿Es que usted no ve, portador de buena madera, lo que debe ver? La naturaleza está a su esplendor; las flores titilan. Incluso son sus matices soñados; las golondrinas, hermanas mías, anidan por doquier para darle marcha al amor; el cielo ¡ni se diga! Más hermoso no podría estar. ¿Es que usted, no ha valorado la vida cómo lo que es, estando tan cerca del final?

-Tres veces ya han sido, pájaros insulsos, que de cuervos ustedes, tienen mucho. ¡Aléjense! ¡Váyanse de aquí! ¡Yo no los quiero ni los voy a pedir! ¿Es que ustedes no ven que ya no tengo nada? Mi amor partió, mis frutos se pudrieron, estoy solo en esta depresión.

-¡Olmo usted nada! No sea usted llorón, si ve las cosas de la vida con amarga visión, es seguro que usted sea sólo víctima sin redención. ¡No llore más! ¡Ya todo pasó! ¡Quizá nuevos aires le hagan falta!

-Oxígeno no me hace falta, mis hojas ya se fueron, imposible recuperarlas.

-¡Ingenuo árbol, valla a otro huerto nuevo, será todo mejor!

Y volaron las avecillas, vertiginosamente, dejando al árbol pensativo.

-Quizás ese montón de aves tenga razón- se dijo para sí- yo debo aplicar mi último esfuerzo para poder salir. Irme a otra parte, será mi principio del fin.

Partió, con su último ánimo, hacia otro destino.

Encontró, lejanamente, una tierra rica en nutrientes, dónde volvió a adquirir el brillo y fortaleza de cada una de sus partes, lejos de todos los daños abandonados de aquél huerto.
Pronto, se dio cuenta que estuvo perdido un largo tiempo, un tiempo que jamás podrá recuperar, pero que, sin duda, puede hacer algo en su lugar.
Recordó aquellos retoños de sus copas, se preguntó que pudo haber sido de ellos, cuándo los dejó y por qué lo dejaron. ¡Fuerzas sobraban! Sin una duda, una rama del fortalecido llegó al viejo campo de pasado ensueño, dónde encontró que, el árbol que amó, lo necesitaba una vez más.

-¡Pero un bledo! ¡Eso no importa ahora! ¡Abandonado me dejó, árbol ponzoñoso y conveniente! ¡Son mis frutos lo que más trascienden!- enfurecido le dijo, y alejose de ella, fue a la dirección de su querido retoño.

¿Venganza? ¡Qué va! Ya nada de ella le interesa más.

Al llegar, notó los goterones tristes en el rocío de las puntas finas hojeadas, en el árbol crecido, en el fruto de su amor pasado, sin torceduras, pero una herida sangrante en el fondo de su corazón.

-¿Qué te han hecho, hija mía?- doliente preguntó.

-¡Oh! ¡Padre! ¡Reconocible estás! ¡Apenas de bebé te vi así! ¡Era la copa, estaba en la copa! Y luego... Y luego me fuí... ¿Rencoroso estás tú? ¿Tengo que sufrir? ¡Tu ausencia no más! ¡Ya me duele! ¡Me has hecho mucha falta! ¡No debiera haber caído así, con un árbol torcido, apenas viviente de abono asqueroso!

-Vivencias dejan la distancia. No estoy molesto, quiero que mi sombra te proteja cómo a tus frutos, que, culpables no son de tanto desencanto. Haz vivido sufriendo sin mí, ahora te digo, que lejos del árbol torcido, aunque sólo una parte mía esté contigo, te cuidaré.

Y estrecharon sus ramas cercanas.


Si llegaste hasta aquí es porque te gustó.
No, esto no lo he escrito yo, sino mi amiga Diana. Ya en su día de ella.
Tenia un boceto sobre lo que quería escribir y se me ocurrió lo que para mi ha sido un bonito experimento.
Diana… ¿El por qué no me escribes esta misma historia pero traducida a tu lenguaje?
Le encanta la literatura y como los ángeles.
Le falto tiempo para decirme que si, y esto es lo que quedo.

¡Gracias, Diana!

La fabula de Diana es preciosa pero bajo mi punto de vista no queda clara la moraleja así que daré mi versión de la misma:
Primera: Quien toda la vida ha estado bajo la sombra de un árbol (sea este bueno o malo), y decide abandonarla, que nunca se queje de cómo le va y deje tranquilo al árbol que se la daba.
Segunda: Quien a la sombra de un árbol ponzoñoso y conveniente se arrima y encima cree que es un árbol que tiene buenas hojas, unos tallos fuertes y unas raíces bien plantadas, que tampoco se queje. Si además esa persona tuvo la oportunidad de crearse su propia sombra, aun menos.
El final para la segunda puede ser feliz, como muy bien describe mi amiga.

Búsqueda en Google de:

viernes, 5 de junio de 2009

¡Y todo por una puta computadora! Sin acritud: ¡Puñetero mundo!

Me repito: Me vine de España pensando encontrar un mundo mejor.
Me sigo repitiendo: Se que el mundo que busco no existe.
La primera idea es la que vale. Este dicho conforme va pasando el tiempo que llevo en este país, compruebo cuan verdad es.
La primera, cuando pensaba venirme a America, fue hacerlo a Nicaragua, a un pueblo donde aun no hubiera llegado la civilización (¿civilización?), pero tuvo que ser precisamente un nica el que me lo quitara de la cabeza y me recomendara Costa Rica. Fue mucho el intercambio de información que tuvimos; él conocía bastante bien los dos países así que le hice caso.
Me arrepiento.
Costa Rica, y me refiero al territorio que unas fronteras han marcado como tal, es maravilloso. Vegetación exuberante, clima ideal y un cinco por ciento de la biodiversidad, del planeta tierra, se encuentra en él. ¿Qué más se le puede pedir?
Leer el resto¿Y sus habitantes?.. No son ni mejores ni peores que los que me deje en el país que abandone, simplemente de una forma de ser diferente.
Otro tico antes de emprender viaje hacia aquí me decía textualmente: Te puedo decir honestamente, que si hay (le había preguntado por un pueblo de la costa aun no colonizado por los gringos), pero es difícil de encontrar. Sabes que CR es un país de 52.000 kms cuadrados en el cual viven 4 millones de habitantes y todos sus destinos son atractivos turísticos. Hay agua, abundancia en biodiversidad, tenemos gas metano en las costas, bajo la placa cocos. Que te puedo decir... es obvio que los malditos oligarcas gringos quieran tenerlo todo. Es triste ver como día con día, perdemos nuestra tierra, ya que nuestros campesinos que la han heredado de sus padres, y de sus abuelos antes, ante la necesidad y el deseo de competir vanidosamente por consumir ante sus hermanos, se deshacen de la tierra por unos billetes.
Triste Jose, muy triste, y frustrante al mismo tiempo, ya que somos impotentes.

Goro ya me anticipaba lo que me iba a encontrar aquí.
No, no voy a hacer una relación de los defectos de los ticos, si diré que no conozco ni a uno que no se queje de sus políticos, de su policía, de la corrupción, y para de contar, pero si voy a sacar a relucir tres defectos que me han hecho daño: Su lentitud (para nada tienen prisa), que aun me sigue afectando en lo referente a mi residencia (la estoy solicitando desde septiembre del año pasado y aun no la tengo), el vasallaje que le prestan a los gringos, aunque cosa curiosa ellos creen que los engañan (A mi me han tomado por tal y se han creído lo están haciendo) y que mienten.
El que se crean me han engañado y el que me han mentido continuamente es el motivo de este escrito.
La cosa estallo ayer. Un personaje al que he mencionado muchas veces en este blog, al que tenían aislado en esta comunidad y que gracias a mi recupero su autoestima, me había confundido con el Banco Nacional de Costa Rica. Los pretextos para sacarme dinero, eran estúpidos, pero me hacia el tonto, hasta que hace algunos días le dije que ni un colón mas. Ayer a sabiendas de que se lo iba a negar, aprovecho que había mucha gente delante, me pidió más, asegurándome que me lo devolvería (siempre me ha hecho la misma promesa), negativa al canto. El quería dejar claro ante los demás, que yo no compartía (la palabra compartir, por aquí es sagrada), pero no lo dudé, imprimí de mi contabilidad todo lo que me debía, volví a la reunión y como si de octavillas se trataran las repartí entre todos los asistentes. Se que tu no leerás esto, pero te aseguro que lo que me debes me lo devolverás. Es el coste de intentar hacerme querer quedar mal. Si no me hubieras confundido con un gringo te lo pensaba perdonar.
Hace unos días escribí sobre el asesinato del hijo de una amiga mía. Cuando me llamo para decírmelo, le hice la siguiente pregunta: ¿Tu hijo no estaría relacionado con el mundo de las drogas ni seria un delincuente?
¡Que va...! ... ¡Estudiaba y sacaba muy buenas notas!
Siempre he dicho que Internet es una herramienta maravillosa/peligrosa. Llego hasta la siguiente noticia (de la que no quiero poner enlace) de la que pongo la imagen que encabeza este escrito para borrar los nombres.
Amiga del alma, se lo que estas sufriendo. Un hijo es un hijo por muy delincuente que sea, pero que necesidad tenías de mentirme cuando sabias que más tarde o más temprano me enteraría de la verdad. El por qué me ocultaste cuando estuviste conmigo que no solo era el muerto el delincuente, sino que personas muy cercanas a tu entorno también lo eran, o al menos esas son las noticias que por aquí están llegando. Mi pregunta fue muy concreta. ¿Qué ganaste con mentirme?
Posiblemente los que te han rodeado te han hecho muy desgraciada. Te hubiera comprendido. Ojala salgas bien de este mal trago.
Se que lo leerás.
Vamos con otro engaño. Costa Rica es muy pequeño; las noticias vuelan y mas habiendo tantas personas con lazos comunes entre tu pueblo y el mío. Cuando me pediste el minicrédito, sabía perfectamente para que era. También me engañaste.
Se que de mi aprendiste mucho y parte de esas enseñanzas las estas llevando a la practica. También te deseo toda la felicidad de este mundo, pero te expliqué muy bien en que consistía un microcrédito, así que estoy esperando su devolución; otra persona lo espera y lo necesita más que tú. Nada que ver con el regalo que les hice a tus hijos, los sigo apreciando y se que toda la vida se acordaran de mi.
También lo leerás
No pretendo hacer una lista interminable, pero hay otra persona que quiero mencionar. Lo nuestro es una simbiosis. Ambos nos necesitamos así que también, por favor, te pido no me tomes por tonto.
Definitivamente en este país ni con mucho encontrare el mundo que busco. Nada me ata a él.


Búsqueda en Google de:

miércoles, 3 de junio de 2009

Atardeceres en mi bahía

Pincha sobre la imagen para ver el álbum ampliado. Después en Full screen o pantalla completa


Ha tenido que ser por causa de fuerza mayor, por la que, desde que me encuentro en este pueblo, sobre las cinco de la tarde y hasta las siete y media a nueve, dependiendo de la duración del día y de la tertulia, haya tenido que faltar a contemplar el atardecer en esta preciosa bahía.
No hay uno que sea igual que el anterior, pero no es solo eso, en una sola tarde es tal la variación en la gama de colores hasta que la oscuridad impone su imperio, que no hay cámara por buena que sea que pueda captarlos. La variación de colores tanto en los verdes de los bosques que la rodean, así como de su cielos, difícil se lo pondrían a un pintor.
Complicado encontrar tanta paz.
He creído merecían álbum aparte.
Ni con mucho están todas las que son…

Búsqueda en Google de:

lunes, 1 de junio de 2009

La violencia en el mundo. Asesinatos sin razón

El asesinato de Marat
Desde que salí de mi depresión, yo estaba convencido de controlar mi mente, pero esta masa que tenemos dentro de la caja craneana puede con el más templado. Han sido dos mujeres, las que en los últimos días, no solo me la han descontrolado sino que incluso me han hecho entrar en una tristeza que hace bastante tiempo no conocía. En San José, tengo una amiga entrañable de la que todavía no he hablado por aquí. Las relaciones últimamente las teníamos telefónicamente y por causas ajenas a nuestra voluntad [el teléfono funciona cuando le da la gana (¡Cabrón ICE!)], cada vez eran más esporádicas. Llamada sobre las nueve de la mañana y lo que menos podía suponer es que era ella; sabía que a esas horas trabajaba. Sorpresa al escucharla pero percibía que algo no iba bien, como así fue. Después de un preámbulo que a mi se me hizo eterno me suelta que le han matado a su hijo. Muchacho de veinte años, estudiante en la Universidad y de buenas notas.
Leer el restoTodos los días, bien el periódico que compra Javier, o esporádicamente cuando veo la televisión, dan noticias de estos hechos. También es verdad que estoy siguiendo, no con mucho interés sino más bien por estar al tanto de lo que ocurre en el país del que pienso ser ciudadano, las elecciones presidenciales, y ahora es cuando caigo que los candidatos/as insisten, con asiduidad, en que con ellos la seguridad ciudadana mejoraría.
No creo que la inseguridad sea exclusiva de Costa Rica, aunque mal va un país en el que mis amigos, Diego de Alajuelita y Jocksan de Desamparados, me decían que ni se me ocurriera entrar en estos barrios periféricos de la capital si no era en su compañía; en ellos las escuadras las lleva cualquiera. Pero no es solo en San José, sino también en ciertos barrios de Puntarenas y no digamos nada en Puerto Limón, en donde no ha habido tico que me aconsejara que por allí ni apareciera. A mi me han dicho que cuando quiera tener una pistola, por cincuenta dólares, la tengo al instante, cosa que ni se me ocurre, puesto que soy de los que piensan que los malos son expertos en su manejo y para cuando tu quieras usarla ya estas cosido a balazos.
Una cosa es saberlo por las noticias y otra muy distinta es que tu amiga te diga que le han matado a su hijo. Piensas que a ti no te pueden suceder esas cosas. Independientemente del dolor que transmitía, me llamo la atención, el que daba por hecho que en San José, esto era como una lotería.
Sobre este caso escribí con posterioridad.
Nada que ver lo de la segunda mujer, pero si es cierto que puede influir bastante en mi vida. A esta muchacha la conocía antes de venir a este lado del Atlántico, había puesto muchas esperanzas en nuestras relaciones, pero intuía (Yo y mis intuiciones) que había un par de circunstancias que a la larga podían ser fatales. Hago una prueba con una de ellas y me estalla entre las manos. Tiempo al tiempo.
Nada de encerrarme en mi mismo, así que decido irme a mi playa y conmigo se sienta David. No es mucho lo que tarda en aparecer Javier, que hacia días que ni siquiera me saludaba (Javier y sus locuras). Aguacero al canto y les digo de meternos en Los Gitanos, invitándolos como es lógico.

No consigo captar la intensidad de la lluvia
video

Me hablan de que en el recinto comunal, hoy celebran baile en el que actúa un conjunto femenino. Hasta ahora nunca había estado en un baile. En Los Gitanos cierran el local con unos plásticos tipo invernadero, por lo que impiden la circulación de aire totalmente y si le sumamos que tienen unos bafles que no se los salta un caballo y los ponen a todo volumen, pensaban que mi cuerpo no lo aguantaría. Ninguno de estas dos cosas se dan en el recinto comunal, así que decido tirar hacia delante y le digo a David que me recoja cuando al baile vaya. Me extraña ver tan poca luz y después lo comprendo, hay una especie de plaga de insectos voladores que acuden a las mismas. Los vasos todo el mundo los tiene tapados con un papel para no ingerir grandes dosis de proteínas. No es el ambiente que yo esperaba o posiblemente mi estado de ánimo no me dejaba verlo así que aprovecho el primer descanso del conjunto y lo abandono.

Con imaginación y a pantalla completa puedes ver algo


Entre la escasez de luz y que estos videos los he tomado con la cámara fotográfica que no es ninguna gran cosa, son de muy mala calidad, pero aquí los dejo como recuerdo.
Lo cortés no quita lo valiente.


Búsqueda en Google de: