lunes, 20 de julio de 2009

El arbolito, árbol marino de Tambor. Costa Rica





Que Costa Rica no se sabe vender, para mi es evidente. Muy cerca de Tambor existe un árbol solitario en medio del mar. Son muy pocas personas de esta zona las que lo conocen.
No se que existan en otras partes del mundo.
Los que de él me habían hablado lo conocen por el árbol de Dios, del niño Jesús, y pronto lo llamaran del Espíritu Santo, siendo tan religioso, como lo es, este país. Hoy un buen amigo me lo ha nombrado como el arbolito y con ese nombre lo bautizo, puesto que será a través de este blog y de YouTube cuando se conocerá (Para nada soy pretencioso).
Hoy mis hijos y yo estuvimos en él, y no solo llama la atención el pobre árbol, sino el entorno paradisiaco en el que se encuentra. Te sientas a contemplarlo y tienes que tener cuidado de que los monos no defequen encima de ti, y las playas ideales para el buceo, no en vano proveen de langostas a mi amigo .
Cuando he dicho pobre árbol no ha sido por casualidad, tiene tantos nombres grabados que otro mas y desaparecerá. Si llegas hasta él como consecuencia de haber leído esto, solo te pido que lo respetes.

¡En fin…! Aquí se trata de que otras personas vean a mis hijos.

Pincha sobre la imagen para ver el álbum ampliado. Después en Full screen o pantalla completa


Búsqueda en Google de:

2 comentarios:

Bettina dijo...

Qué delicia de reportaje,estimado José, además de muy buenos videos y fotos. Gracias, por ése regalo !

Me alegro que tus hijos y tú hayáis disfrutado juntos ésos paisajes y paseos. Y se vé que tus hijos se lo han pasado bién contigo!

Que sigan tus reportajes!Sí, Señor!
Ese inmenso árbol, algo increíble!
Gracias,José !
Un abrazo y buena salud !

José Manuel dijo...

Mi buena amiga Bettina, como siempre te tengo abandonada.
Lo de mis hijos aquí en Costa Rica ha sido una verdadera maravilla. Si bien me encuentro de por si, junto a ellos he pasado unos días, el tiempo he sido inexorable y han sido demasiado cortos, que difícilmente olvidaré. Decía que no quería opinar sobre como lo han pasado ellos, pero las ultimas impresiones que me transmiten es que para ellos también será un recuerdo imborrable.

Gracias amiga mía; tu siempre ahí.