sábado, 6 de diciembre de 2008

Las Crucitas de Cutris y la utilidad del oro

La concesión de la explotación de una mina de oro a la empresa Industrias Infinito, filial de la canadiense Infinito Gold en Las Crucitas de Cutris, distrito del cantón de San Carlos en la norteña provincia de Alajuela, ha despertado una gran polémica en Costa Rica entre los que están a favor y en contra de la misma, polémica en la que no pienso entrar, pero a raíz de la misma, me he preguntado el por qué el oro a través de los siglos y en gran variedad de civilizaciones ha sido tan solicitado.
Nunca me han gustado las joyas, sean de oro, de diamantes, o de algún otro mineral de los buscados como preciosos.
Primera gran desilusión, entre el 70 y el 80% del oro que se extrae es para su utilización en joyería.

Leer el resto Por otro lado leo: El oro (del latín aurum, amanecer radiante), es el metal más dúctil y maleable que existe. Se puede conseguir un espesor de 0,000013 cm y de una cantidad de 29 g, estirar hasta lograr un cable de 100 Km. de largo. Es uno de los metales más blandos (2,5 a 3 de dureza). Resistente y buen conductor de la electricidad, resulta fácilmente identificable por su color amarillo metálico único. Es poco reactivo, no le afecta el aire, el calor, la humedad ni la mayoría de los disolventes. Solo es soluble en agua de cloro, agua regia, (una mezcla de ácido clorhídrico y ácido nítrico) o una mezcla de agua y cianuro de potasio. Los cloruros y cianuros son compuestos importantes del oro. Tiene un punto de fusión de 1.064º C, un punto de ebullición de 2.970º C y una densidad relativa de 19,3.

La producción actual de oro es:



A partir de 1970 se ha producido un desarrollo espectacular en el conocimiento de su comportamiento químico, lo que, de nuevo, ha puesto de manifiesto su carácter único entre los elementos de la Tabla Periódica. Hoy, la ciencia ha logrado ver más allá de las propiedades básicas del metal dorado.
Los científicos han comprobado que es posible cortar el oro sólido en láminas extremadamente finas, del grosor de un cabello, sin que pierda nada de su fuerza y conductividad. Los átomos de oro han demostrado su afinidad para formar enlaces muy estables con el carbono, presente en las moléculas orgánicas de los seres vivos. También pueden unirse a otros átomos de oro mediante fuertes enlaces, fenómeno que se conoce como aurofilia. A esto se suman la obtención de nanoparticulas de oro y los recientes hallazgos de sus propiedades luminiscentes y catalíticas, que han abierto pasó a un amplio número de potenciales aplicaciones.
Algunos compuesto de nanoparticulas de oro, al ser excitados, emiten luz fluorescente durante un periodo de tiempo un millón de veces superior al que se había observado hasta ese momento. Estudiando este fenómeno pudo comprobar que la emisión solo se producía cuando los átomos de oro se ordenaban en cadenas separados unos de otros a una distancia de 3,5 ángstrom (0,0000035 milímetros). La distancia es muy importante. Si es superior a 3,5 ángstrom no se observa fluorescencia, y si es inferior la luz emitida cambia su color.
Se comprobó que el color de la luz emitida también cambiaba cuando el oro interactuaba con otros elementos, lo que le llevo a idear el desarrollo de nuevas aplicaciones para el metal. Estos compuestos tienen una excelente capacidad para convertirse en sensores capaces de detectar la presencia de pequeñas concentraciones de otros componentes en un medio. Basándose en este mismo fenómeno, las cadenas de átomos de oro podrían usarse como herramienta de diagnóstico para detectar enfermedades genéticas o infecciosas.
Los compuestos de oro descubiertos puedes jugar también un importante papel a nivel industrial. Ante ellos se dibuja un prometedor futuro como catalizadores, es decir, intermediarios que ayudan a que las reacciones químicas se desarrollen a mayor velocidad. Esto implica que muchos productos industriales, como los anticongelantes o los jabones podrían ser fabricados de forma mas eficiente y económica. Así, productos cuyo proceso de fabricación requiere más de diez pasos podrían ver reducido el procedimiento a uno solo gracias a la acción catalizadora del oro. Entre las posibles aplicaciones de estos compuestos, está la posibilidad de utilizarlo en el refinado de combustibles para coches y aviones, reduciendo así las emisiones contaminantes.
Cada vez son más sus usos no ornamentales, basados en las excepcionales propiedades descubiertas en los laboratorios. Por ejemplo, aprovechando su capacidad para reflejar la luz ultravioleta, se utiliza en los parabrisas de trenes de alta velocidad o en los trajes de los astronautas. Como buen reflector de infrarrojos, el oro también se emplea para recubrir los satélites, las naves espaciales o los cristales de algunos grandes edificios. Además las sales de oro, en concreto los cloruros, se han utilizado en fotografía y para colorear vidrios y esmaltes. También es frecuente su uso en la fabricación de componentes electrónicos. Sin embargo, en los últimos años las aplicaciones se están multiplicando espectacularmente. Se está desarrollando el primer prototipo de un pequeño dispositivo portátil que permitirá diagnosticar enfermedades genéticas e infecciosas al instante en la consulta del médico. La tecnología de éste aparato, que utiliza nanoparticular de oro y ADN sintetizado, ha demostrado ser diez veces más sensible y 100.000 veces más específica que los actuales sistemas de detección genomita.
Otro campo de gran auge, la biotecnología vegetal, también utiliza el oro asociado al material genético para crear plantas transgenicas. Cuando se desea introducir una nueva característica genética en una planta, se emplean microesferas de oro recubiertas con el ADN. Estas partículas son bombardeadas hacia le núcleo de la célula. El material transgénico se incorpora así a ADN vegetal.
En el sector de la industria farmacéutica, se esta desarrollando un nuevo método de vacunación que utiliza pequeñas partículas de oro. Una vez dentro del torrente sanguíneo, la vacuna se separa de las partículas de oro y se vuelve activa.
Por otro lado, el instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) ha desarrolla un pequeño implante de silicio que podría ser usado en el futuro para administrar medicamentos de forma continuada durante largos periodos de tiempo. Estos implantes contienen 34 reservorios para almacenar medicamentos, cada uno de los cuales esta cubierto por una membrana de oro de 0,3 milímetros de grosor. Cuando se aplica una pequeña descarga de electricidad a la cubierta (1voltio), esta se disuelve por una reacción electroquímica, liberando la medicación dentro del organismo.
Estas dos últimas aplicaciones, desarrolladas, son posibles gracias a que el oro es un metal no toxico, que apenas produce alergias en contacto con la piel de los seres humanos y permanece inalterable frente a los líquidos biológicos, incluyendo la sangre.

Algo tenia que tener el oro que no fuera satisfacer el egoísmo de los humanos, y bienvenidos sean los descubrimientos que la ciencia esta haciendo sobre este metal, pero bajo mi punto de vista al ritmo actual de extracción, pronto llegara al cenit del mismo, por lo que debían de paralizar su extracción hasta consumir las grandes cantidades inútiles almacenadas en joyería y en reservas de los bancos mundiales.



Búsqueda en Google de:

1 comentarios:

Mau dijo...

s que precisamente eso que ud propone es. Si el oro es tan "necesario2 como ud dice entonces que se use el que tienen en reserva los bancos. Es de idiotas destruir animales, vegetación àrboles centenarios yde paso contaminar el agua de un país pequeño cuyo ingreso depende en gran medida de su biodiversidad, para extraer un mineral que no es vital y que sólo enriquecerá a algunos pocos.