sábado, 18 de octubre de 2008

Conversaciones con mi amigo Javier

Como he dicho en mi anterior escrito, las lluvias han paralizado, al menos esta parte del país, todos los servicios, desde las carreteras cortadas por desprendimientos, teléfonos por postes caídos, los celulares vete a saber por qué, el súper (supermercado) inundado y por tanto sin venta de comestibles y mas han dejado de funcionar, pero la gente aparte de verlo como lo mas normal de este mundo, saben que las cosas no se arreglan con rapidez, por lo que no sufren. Yo ayer tenia un conato de ansiedad no se si como consecuencia de las bajas presiones o de pensar que mi hija estaría preocupada por llevar varios días sin noticias mías.
Iba para el local de Internet que por supuesto estaba sin comunicación, y me encuentro con mis amigos Javier y Edgar (dominicano este ultimo) y comentamos todo lo anterior y Edgar añade algunas mas puesto que al no ser tico, se encuentra con mas derechos de criticar las cosas que ve mal y que en especial le atañen a él, como el no recibir paquetes que le envían de su país porque ya no sabe como poner la dirección a falta de la no existencia de números en las casas. La verdad es que paso un rato tan desenfadado que me olvido de la ansiedad aunque ya Javier me había dado el remedio contra la misma: Échese en la cama, escuche a los pájaros que hoy están contentos porque les ha salido el sol y abra las ventanas para que le entre esta estupenda brisa que hace hoy. Nada que ver con la industria farmacéutica.
Puedes continuar leyendo... Por la tarde, salgo y al pasar por la puerta de Javier, este se encontraba haciendo collares que junto con camisetas, sortijas y otros abalorios vende en el complejo hotelero cercano y es su medio de vida; le digo que voy a fotografiar el río, el cual él tiene que atravesar todos los días con la marea baja, pero que por motivo de las fuertes lluvias caídas estos días y su fuerte crecida, no puede, por lo que dice de acompañarme.
Durante el trayecto hasta el mismo me va describiendo el curso anterior del río, y como para robarle tierras, lo encauzaron con unos muros de hormigón, advirtiéndome que algún día se vengaría y volvería a tomar lo que era suyo.
Saco algunas fotos y ya de vuelta me enseña el manglar, al que también fotografió y una solitaria garza a la que no puedo plasmar. Su comentario sobre la gente que llevan al hotel: Las encierran dentro del recinto y no ven estas maravillas que son la verdadera Costa Rica.
Estaba con poco tabaco por lo que decidimos acercarnos al súper que ya estaba abierto, y al salir es el que dice de acercarnos a la playa. Sentados sobre unas piedras conversamos mientras vemos la puesta de sol. Pocas veces me he encontrado tan a gusto ni he mantenido una conversación tan sensata como la que mantuve con él. Sabe perfectamente cuando hay que escuchar y cuando le corresponde hablar y cuando lo hacia, me iba descubriendo cosas que yo a pesar de haber estado muchas veces viendo aquel paisaje no había caído en ellas, también cuando le describí un mosquito que veía todas las mañanas mientras tomo el café y escribo mi diario, me dice con toda naturalidad que es el mosquito que transmite el dengue. Filosofamos sobre gobernantes y demás políticos, y me sigue dejando asombrado por sus conocimientos de actualidad.
Cae la noche y volvemos. No tengo ganas de televisión así que me echo en la cama y medito sobre lo que hemos hablado.
Pienso que el resto del pueblo, me dio esa impresión en sus saludos, no ve con buenos ojos que el loco tenga preferencia entre mis amistades, cosa de la que paso totalmente. Por otra parte el río bajara y el seguirá con su negocio del cual viene bastante tarde por lo que difícilmente volveremos a vernos, pero recordare el buen rato que me hizo pasar y que ¡ojalá! el resto de las personas tuvieran su locura porque este mundo no seria igual.


Búsqueda en Google de:

7 comentarios:

Em dijo...

Yo diría que muchos juzgan locos a las personas que no piensan como la mayoría, Y a las personas que ven un poco más allá de su nariz...

Y pues sí, en este/ese tipo de poblaciones, te tienes/tenemos que acostumbrar a que la vida pasa muuuuy despacio. Calma tu ansiedad amigo.

Te dejo un beso grande y que tengas una soleada semana.

P.D.: Me faltó decirte en el post anterior: Felicidades porque ya tienes internet!

Anónimo dijo...

pepe, te rodeas nada mas que de mujeres, a caso son mas sensible que los hombres?, ánimo sigue escribiendo y manteniendonos despiertos leyendo tus comentarios, una vez que soluciones tus problemas de residencia, encontrarás lo que vas buscando.
Fran

José Manuel dijo...

Amigo Fran. El por qué no iba a querer saber nada de ti.
Como podrás comprobar, ni siquiera escribo en el blog. Estos países tienen eso, por una parte naturaleza virgen y buena gente pero lo que es la burocracia es un verdadero desastre. Lo de hacerme residente me va a costar la de San Quintín e incluso, lo mas seguro es que tenga que salir del país para que me la den en cuyo caso me llegare a Panamá.
El teléfono después de trampear y pagar tributo, hace veinte días que lo solicite y esperando estoy. Un apartado de correos, tienen las cerraduras rotas, he querido pagar la de uno pero me dicen que lo tienen que aprobar en la central.
Te acordaras de un anuncio de una bebida caribeña, que se veía un autobús, lleno de gente y la conductora, al ver que le metían prisa, decía “Que me vas a estresar”¡Pues bien o te acostumbras al sistema o es verdad que te estresas.
Espero que tú no te estreses con tu trabajo.
Saludos a todos los tuyos

José Manuel dijo...

Amiga Em, te equivocas con lo de que tengo internet. Hoy he pasado una ansiedad como hacia tiempo que no la tenia porque o como tu dices, mas que la vida la pu;etera burocracia es lentisiiiiiiiima o acabas en un loquero
Besos

Anónimo dijo...

Hola Pepe,que tal van las cosas por ahi, k tal te encuentras, veo que estas alucinado con tu nuevo hogar, no carece de razon el paisaje es alucinante.Veo que tu vida ha dado una vielta de 180º, por ejemplo aqui te despertaban los gallos y ahora alli te despiertan los monos aulladores.
Me has echo recorrrer toda Costa Rica a traves del satelite con lo cual creo tenerte casi localizado.
Por tu blog hevisto la nueva escolta que tienes, quiero decir el perro que tienes que no creo qe nadie se acerque a ti. He intentado por internet dar con al raza del perro viendo que las orejas las tiene en su sitio , la trompa tambien y observando el rabo ya he dado con la raza del perro! segun su nombre cientfico es "perrus callejerrus"(jajajajajja).
Le das recuerdos de mi parte a Javier y a tu vecino el buceador.
Por cierto si ya has estado en un extremo del rio , por que no te acercas al otro ya que la distancia es muy corta . En terminos que tu ya sabes esta aproximadamente a 2 min. y 10 seg.
Me alegro de que estes bien :)
P.D. Fali dice que estas a este del Atlantico.
Tu hermano Manolo.

Anónimo dijo...

Venga vamos, despues de leer algunos comentarios pienso que gustaran y de esta manera no te encuentras solo, y mas saber que en el trabajo cuando son las 14:oo h. aproxm. nos decimos: vamos a ver como está perro verde y en seguida te tenemos en el ordenador cada uno de los que estamos, por cual estas en nuestras mentes, pepe te seguimos y sigue escribiendo que con ello nos ocupas un hueco del dia, y de esta manera no nos estresamos.
Animo que lo conseguirás.Fran

José Manuel dijo...

Manolo con mas calma te contestare. Ahora voy a buscar en internet datos para poder hacerme residente.
Un abrazo a todos los tuyos, en especial a Jose.
Del capullo de tu hermano Fali ni caso