jueves, 9 de octubre de 2008

Pueblo en el que me asenté

Ya he dicho que la primera vez que lo vi quede extasiado en especial por su bahía
Como pueblos, los ticos, poco tienen que describir; la gran mayoría, son una continuación de casas bajas a lo largo de la carretera, cuya arquitectura es muy similar al resto de Latinoamérica, lo mas feo, es que los techos son de zinc, y preguntado el por qué, me dicen que fabrican tejas, pero sus economías no les permite ese derroche. Su escuela y su pequeña iglesia, que en realidad son dos juntas, la vieja y una de reciente construcción, similar a la primera. La playa a cincuenta metros de la carretera y centro neurálgico, puesto que en ella se encuentra el súper, tienda de comestibles y de otros muchos productos, y la ferretería donde venden el resto de lo que le hace falta a los habitantes del mismo, bar/karaoke y sigo con la playa: No distinguía, si lo que veía frente a mi era una isla, pero observando, veo que no, que es una bahía tan cerrada, que mas que tal, es un magnifico puerto natural, mas resguardado contra los temporales que lo pueda estar cualquier puerto artificial; ni que decir tiene que la vegetación no solo llega hasta las casas, sino hasta la misma orilla del agua. Al parecer en la misma, desembocan dos ríos, pero en mis paseos solo he llegado hasta la desembocadura de uno de ellos, con sus aguas turbias consecuencia de que estamos en la época de lluvias y desde que hemos llegado no solo no han faltado sino que a veces son intensas y algunas acompañadas de fuerte aparato eléctrico.
Puedes continuar leyendo... Una vez asentado, he ido descubriendo nuevas cosas. Tiene su farmacia, su tienda de souvenir que a la vez es local de Internet, pero veo una construcción de arquitectura más moderna, y por supuesto con todos los letreros en ingles; pregunto, y son las oficinas de una compañía de aviación. Aunque parezca increíble, relativamente cerca hay un campo de aviación, en el que aterrizan bimotores de pasajeros par traer turistas a un emporio hotelero por más señas español; afortunadamente sus ocupantes no salen del mismo.
He ido descubriendo, alquiler de qad, rentacar, e incluso inmobiliarias, pero vuelvo a repetir, esta todo tan disperso que pasas en vehiculo por la carretera y difícilmente te imaginas el pueblo.
Todos los terrenos colindantes son propiedad de yanquis aunque anteriormente lo habían sido del propietario de la cadena de hoteles, lo que me hace suponer que el destino final será verse invadido por el turismo, pero con la crisis de las subprime de Estados Unidos, los propietarios de hoteles y demás recintos relacionados con el turismo, lo están pasando tan mal que incluso no les pagan a sus trabajadores o los despiden y son muchos los que los tienen en venta.
Me decía un bloguero tico, Labriego sencillo si mal no recuerdo, que las tierras que habían sido de sus padres, que a su vez las habían heredado de sus abuelos y así hasta perderse en los tiempos, la gente las vendían por cuatro dólares, los cuales ni siquiera sabían invertir por lo que al final se encontraban sin tierras y sin dinero. Creo que llevaba mucha razón.
Me contaba un vecino, que un gringo loco quería comprar un terreno y el dueño del mismo, tiro hacia arriba todo lo que en su imaginación cabía y quedo estupefacto cuando le dijo que le pagaba sobre la marcha, lo que trajo como consecuencia que todos los propietarios crean que sus terrenos mas que tierra lo que tienen es oro, y hay que reconocer que son tercos, porque nadie se apea del burro, hasta el punto de que uno de ellos urbanizó un terreno, con todas las infraestructuras de agua y demás servicios, para vender por lotes y no vende ni uno, se va deteriorando todo hasta el extremo que el asfalto de lo que seria la calle principal, en el que tampoco se arruino mucho, puesto que tiene menos de un centímetro de espesor, ya apenas existe. Para mi no entienden lo que es la ley de la oferta y la demanda. Aunque sea en plan egoísta, ojala sigan pensando en que sus terrenos tienen un altísimo valor, y que continué la crisis de los yanquis, puesto que mas tiempo esta parte de la costa conservara su virginidad.



















Búsqueda en Google de:

2 comentarios:

José Manuel dijo...

Bettina, la verdad es que te echaba de menos, y a ti Emilia que por ahora no me has fallado.
A las dos gracias

Marga V. dijo...

Hola José Manuel:

Parece que ya estás por allá, muy interesante ir leyendo tus apuntes. Hacía tiempo que no me pasaba por tu blog con tiempo para dejarte algún comentario. Seguiré leyendo, a ver qué tal te va por esas tierras.

Un abrazo, y mucha suerte!
Marga, desde Valencia