sábado, 16 de agosto de 2008

Si algo puede ir a peor la Ley de Murphy es implacable

Son muchas las veces que tengo escrito que durante mi depresión he tenido dos grandes compañeros/as, y también más de uno me habrá tomado por loco, puesto que estos no han sido humanos, sino dos maquinas, mi moto y mi computadora, ordenador o como puñetas se llame esta máquina. No voy a volver a describir otra vez el por qué.
Era un ordenador de torre lo que tenia, al que ni las tapas le ponía, porque a cada instante le estaba gastando putadas; limpieza de ventiladores, poniéndole otro disco duro, cambiándole tarjetas y hasta un día se me metió en la cabeza cambiarle la placa base y lo hice. Con todas estas operaciones, mas craqueando cosas, conseguía evadir pensamientos nefastos para la integridad de mi persona.
Puedes continuar leyendo... Hubo un momento, en la curva de mi enfermedad, que pensé que haciendo un esfuerzo, ya podía hacer mi viaje a América, pero tenia claro que mi pobre torre no podría acompañarme, así que me compre el portátil que tengo delante de mi, mas fácil de transportar, estupidez por mi parte, porque a los dos días salieron los discos duros externos, de mas capacidad incluso que la del portátil, así que me lo compre y en el metí toda la información, que consideraba necesaria.
Quizás deba aclarar, que mis pensamientos por ahora, es solo llevarme lo que me quepa en una mochila. Quiero olvidar todo lo relacionado con mi vida anterior a excepción de los pocos seres queridos que aun me quedan.
Vuelvo al PC. Últimamente, cuando menos me lo esperaba, apagón al canto. Pensaba, a sido al conectar eMule, ya averiguare el por qué y si acaso cambiare a Ares o a cualquier otro P2P, pero nó, los apagones van en aumento y ya me lo hace cuando menos me lo espero. Backup al canto, con una copia de seguridad, que para mi era la perfecta. Sigue el puñetero apagándose, por lo que decido formatear y hacer de nuevo la partición, y hombre precavido, paso todo al disco externo.
Formateo, partición, y empiezo metiéndole el Vista. Sigo con los programas, pero el puñetero Vista, no me deja meter los programas que antes de formatear, tenia. Lo mío con Microsoft, es una guerra a muerte. Tienen el Vista preparado para no aceptar cosas craqueadas, pero me divierte vencerlo, así que poco a poco voy dejando otra vez la cosa a mi gusto. Voy contento, hasta que otra vez apagón que te crió, por lo que ya doy por hecho que tendré que llevar al dichoso portátil a reparar. ¡Como me acuerdo de mi torre!.
Hasta aquí, todo seria normal, pero me pongo a recuperar la información imprescindible, par trabajar con él mientras mi hijo me trae el suyo y el muy cabrón me dice que no reconoce el disco duro externo. Esto si seria una tragedia. Es mucha la información que tengo en él, mucha de ella parte de mi vida. Escribo esto con la completa seguridad de que la recuperare. No es la primera vez que he sacado información de un disco formateado. Que los dioses de los demás me ayuden.


Búsqueda en Google de:

10 comentarios:

Gaby Gaby dijo...

Como dice un refrán:
Al perro más flaco le caen más pulgas... aveces todo confluye para que las cosas vayan solo a peor, pero cuando será suficiente? (eso es lo que se pregunta uno)
En tu caso la verdad que necesitas la ayuda de los Dioses y de los buenos técnicos también!!! espero que eso pase pronto y puedas recuperar esa información tan preciada!!!

Un beso

Bettina dijo...

Si recuerdas el primer día en que te decidiste a entrar en el cyberespacio, ahora te podrías reir! con todo lo que llevas aprendido,que ya hasta "cirujías"varias vas ya aplicando a tu ordenata, con la seguridad de un experto...envidia sana das. Yo disfruto de mi portátil y me vino con el Vista, pero en 2 días ya lo asimilé y acepté !! Qué remedio! jejeje...!

chafan dijo...

Oye mira, paso por aquí por tu espacio porque vengo buscando paranoias y otras lindezas, se lo pedi al gugel y él me llevó a tu depresión.

Ando por lo tanto aqui medio empapándome de lo que denominas Tu enfermedad y vengo muy entretenida. No voy a seguir leyendo ahora más puesto que vi textos que teniendo en cuenta que me acabo de fumar un porro, es mejor ahora no leer.

Volveré a ver qué te cuentas, que todo iba bien hasta que me saturé de información. ciao.

José Manuel dijo...

Amiga chafandika, para nada estoy en contra de que cada persona pueda hacer con su cuerpo lo que le apetezca. Somos mayorcitos y debemos ser conscientes de lo que hacemos con él. Tampoco estoy en contra de cualquier tipo de droga, porque si lo pensamos un poco hasta para quitarnos un dolor de cabeza recurrimos al ácido acetilsalicílico, pero siempre he sido un acérrimo enemigo de la esclavitud, y o eres una redomada cachonda, o estas en peligro de ser esclava de ellas.
Sinceramente espero estar equivocado.
Saludos

Anónimo dijo...

Hola! Perdón por la tardanza! Yo también estoy perdida con este ordenador mío...siempre da problemas! Pero qué verdad lo que dices! Esta ventanita al mundo es un gran desahogo para nuestros moments de bajón.

Y a la Chafandika esa la invitaría a pasarse de nuevo por aquí ( aunque no sea mi blog, pero es que la confianza...) y dejase sus experiencias paranoicas, que seguro que a todos nos divierte. Y la risa es buena. Sería una buena terapia para los " enfermos" que posteamos por aquí. Pero dudo bastante que este blogstero o blogstera llegue a transmitir lo que Perro verde nos transmite, , sus ideas, sus inquietudes, sus miedos, sus deseos, sus pasiones....su mundo! A Chafan tanto porro le ha dejado el cerebro como una patata. Seguiremos estudiando su caso si se deja caer por aquí.

Biquiños!

Me vuelves loca con tu blog! Pero claro sé que es culpa mía , puesto que estuve desconectada demasiado tiempo.

Rebiquiños!

Dedie

chafandika dijo...

José Manuel, yo no tenía ni la más mínima intención ni la tengo ni la voy a tener en que tus visitantes pasen a mi blog. (veo que lo adviertes ahi arriba, justo encima de donde yo estoy escribiendo)

Ahora bien, Didie o como se llame lo ha hecho. Pensé que era una cualquiera y ahora al volver aquí a decirte nosequé veo que no, que es ELLA.

Agradecería la dijeras que me importan una mierda sus impresiones, las de aquí, las que dejó en mi blog y las que pudiera dirigirme en un futuro.

A ti que te vaya bien, ya no volveré porque no me gusta esa clase de gente que juzga sin tener ni idea. Creo yo que para adorarte a ti no es necesario a su vez el meterse conmigo. Y yo escribo para mi, no para gente como ELLA, si se quiere reir que se compre un mono.

Un saludo.

José Manuel dijo...

Amiga Chafandika, porque espero que lo seamos, en los comentarios lo primero que pongo es No esperes de mí la confrontación. A pesar de que la comunicación escrita es susceptible de malas interpretaciones, aclarémoslas como personas civilizadas.
Para que te hagas una idea yo te puse: o eres una redomada cachonda, y una vez que le di a publicar, me arrepentí, porque en mi mente estaba cachonda mental, que sigo creyendo que lo eres, y esto confirma lo de la comunicación escrita es susceptible de malas interpretaciones.
Por otra parte, he tenido comunicación con varios, a los que yo sigo considerando amigos, enganchados a la droga, y son muchas las veces que me han agradecido el que hayamos tenido contacto y cambiado opiniones. Pues bien, unos han dejado de escribir en su blog y por supuesto el intercambio de opiniones, otros que no tenían blog, también desaparecieron sin decir ni pío, razón por lo que a las drogas les tengo respeto, como te dije la vez anterior, porque o se dominan o no se toman.
Te vuelvo a repetir, no quiero confrontaciones, y aunque tú no te acerques por mi blog, yo lo haré por el tuyo.
Lo que los demás opinen en mi blog no puedo hacerme responsable.
Un saludo

chafandika dijo...

Jose Manuel, yo ya me leí todas tus normas, prenda, antes de expresarme en tu casa, no soy como ELLA.

Estamos de acuerdo, la droga no es mala, malo es el hombre con el uso que haga de ellas.

Sin problema, yo no espero responsabilidad por tu parte de comentarios de otros, no,no, solo que yo hablo/trato contigo y no con ELLA.

Que vaya bien.


Ah, perdón, sí, mentí, sí que hay un problema, el problema lo tiene tu amiga. Ayúdala a ELLA.

Y que vaya bien.

José Manuel dijo...

Amiga Chafandika, tengo la impresión que seguimos con las malas interpretaciones, razón por la que no se, si bien tu o yo o quizás ambos deberíamos calmarnos y reflexionar lo que escribimos.
Te aseguro que no soy ninguna hermanita de la caridad, ni ningún cura del Pozo del Tío Raimundo, que vaya por ahí haciendo el bien ni cuidando enfermos. Este blog lo empecé, después de haber pasado lo más profundo de mi depresión, pero aun así me ha servido de mucho para vencer esta maldita enfermedad. Por si no lo sabias, en España, por citar un país, hay mas muertos por suicidio consecuencia de esta enfermedad, que por accidentes de trafico, cosa que nuestros mandatarios nos ocultan sibilinamente, razón por lo que para darla a conocer un poco, tengo un apartado, lo ultimo sobre la depresión, con idea de guiar un poco a los que la padezcan, guía que yo no he tenido. La mayoría de los enfermos hacen psicoterapia, en la que yo no creo, porque ni me veía ni me veo en un diván contándole mis penas a nadie y o me las he tragado o ha sido en este blog donde he puesto cuando he llorado, cuando he estado hecho una piltrafa y cuando no he sido capaz de salir de la cama. Al contrario de lo que al parecer piensas, en vez de ayudar yo, han sido muchos los que me han ayudado a mi y entre ellos/as, se encuentra Dedie a la que tu le has tomado ese odio, o como mínimo manía.
Por aquí decimos que es de bien nacidos ser agradecidos, y tanto a Dedie como a tantos otros que en un momento, puede que sin ellos saberlo, me aliviaron, se lo estaré eternamente.
Por otra parte, no te veo tan dura como quieres aparentar, puede que no recuerdes que llegaste a mí "buscando paranoias y otras lindezas". Espero que nunca necesites ayuda ni de mí ni de nadie, lo cual seria una muy buena señal de que has escapado del ritmo estresante al que nos tiene sometidos esta sociedad del bienestar ¿del bienestar?
Un abrazo

Anónimo dijo...

A Chafandika.

Pues para importarte una mierda mis impresiones, bien que te alteras! Rélajate. Deberías de saber que escribir en internet nos coloca como en una especie de escaparate ( no quieres opiniones...pues no te exhibas!), y evidentemente las críticas hemos de saber asumirlas. Lo mismo que los halagos. No saber aceptar las críticas nos hace mediocres, por no llamarte inmadura con berrinche de niñita con piruleta.

El autor de este blog te ha contestado de forma conciliadora y al fin y al cabo es el que cuenta. Tú entraste aquí por algo que evidentemente te preocupaba, pues aprende a sacar partido de lo que lees.

Todo esto está dicho sin acritud. Así que te mando un saludo. No me pareció para tanto mi comentario.

Dedie