jueves, 26 de marzo de 2009

Proclama del posible final de este, mi blog

Mi querido blog, anoche estuviste a punto de desaparecer tales eran las ganas que de hacerlo tenia, pero el completar una pregunta que le hacían a un escolar y sobre la cual me pidió ayuda, te salvó y puede que a mi también, al menos de hacer algo irreparable.
Leer el resto Ayer había recuperado parte de la moral hundida, como pocas veces la había tenido, gracias a una persona que sin yo pedirle nada, me pidió a través de este medio que es internet, el número de expediente de mi solicitud de residencia, mi nombre completo y mi numero de pasaporte. No se si servirá para algo, pero el solo hecho de ver que en este país para alguien soy más que un número, no solo me subió los ánimos sino que me hizo comprender que en esta mierda de mundo que nos hemos fabricado aun quedan personas desprendidas que dan sin recibir nada a cambio.
Estaba preparado para irme a meditar a mi playa cuando otra vez a través de este medio, intento “desfacer un entuerto” y a cambio recibo tres líneas en las que jamás me habían ofendido tanto nunca en la vida. ¿Cómo una persona que tanto me había querido, podía cambiar a ese odio tan exacerbado? Estaba seguro que en nada llevaba razón; yo no era la persona que en los momentos de escribir esas líneas ella imaginaba, de eso estaba completamente seguro.
Tuve la suerte de que en mi playa, estuve solo el tiempo suficiente como para intentar dejar mi mente en blanco y empezar de nuevo, pero cosa que consigo con cierta facilidad, ayer me fue completamente imposible. A la mente solo me venían las de la amazonía y ¡dios!, como deseaba encontrarme entre ellas. Tengo que reconocer que estas experiencias me sirven, para hacer comparaciones y ver que de un pozo si que he salido, puesto que si esto me hubiese pasado hace relativamente bien poco, no solo hubiese deseado la muerte sino que es muy probable que la hubiera buscado, mientras que en esta me he confirmado en la búsqueda de mi inexistente mundo al que tanto deseo llegar y que jamás encontraré.
Cuando fueron llegando mis “amigos”, mi cara debía reflejar tanta rabia, enojo, cólera, furor, furia, indignación, irritación, vesania, cabreo, todas ellas sinónimos de ira, que no hubo uno que no me dijera: “Jose no se ahueve”. Todos pensaban que estaba así por razón de mi residencia cosa que en esos momentos me importaba un huevo.
No estaba yo para aguantar los problemas motivos de su conversación, así que los deje y me vine a mi casa. Tumbado en la terraza rodeado de las preciosas plantas que en ella hay y con una maravillosa brisa echaba de menos a una persona junto a mi pero no para contarle mis penas sino simplemente para apoyar mi cabeza sobre su hombro y sentir su contacto.
No, la ira no me bajaba, y mis ideas de desaparecer cada vez me ahondaban más. Desaparecer en la amazonía no era cosa que viera muy fácil de conseguir, pero al menos hacerlo de internet, para mi era cuestión de minutos, salte de mi asiento y en estas estaba cuando ocurrió lo descrito en el primer párrafo.
Si me arrepentiré de no haberlo hecho, no tengo la seguridad. Me daré una tregua, lo meditare con calma y decidiré. Lo que si tengo la certeza es de que mis relaciones con este medio en especial de la forma de comunicarme con el mundo exterior a través de Messenger (Coincidencia que fueron muchas las veces que le dije a la persona que tanto me ofendió, que detestaba ese medio), no serán las mismas.
El odio para mi es mucho el tiempo que hace que lo borre de mi mente. No culpo a nadie de mis desventuras, solo deseo felicidad a todo el que le sea mas fácil que a mi conseguirla. No todo el mundo aspira a lo máximo en todo como el estúpido que esto escribe.


Búsqueda en Google de:

7 comentarios:

Bettina dijo...

Amigo José:

Me congratulo de que te dés un tiempo más con tu Blog,que te dés,otra oportunidad.
Cuenta con mi virtual hombro de afecto por un ser, como tú,que ha sabido salir de una depresión,por tu propia determinación,tu fuerza interior y ésa gran batalla, la haz ganado tú !
Ese ,era ,tu problema,realmente serio,querido amigo!
El resto...los vaivenes de la vida.
Pero,no te rindas ,José ! porque confío en Dios,que las decepciones que haz tenido, te impulsen a un cambio a mejor, y ojalá, te lo digo, de corazón, el destino te lleve a encontrar tu propio "schangrilá"...!
Eres, un hombre honesto,cabal y de gran corazón! éso se trasluce siempre en tus escritos!
Te envío,además, ANIMOS !! porque ,la fuerza,ya la haz demostrado,José.
Aceptaría "prescindir" de tu interesante Blog....solo, cuando ya hayas encontrado lo que buscas!
Un abrazo muy afectuoso,amigo !

José Manuel dijo...

Posterior a la decisión, in extremis, de no huir de este mundo virtual, haciendo desaparecer mi blog, pensé en mi egoísmo. Son de muchas personas, que en los momentos difíciles de mi depresión estuvieron aquí, de las que me tenía haber despedido; personas que aun no pretendiéndolo me dieron ánimos y me hicieron salir de mi particular pozo. Unas dejaron de comunicarse y otras lo hacen esporádicamente, pero se que están ahí. Curiosamente algunas cayeron en las garras de esta maldita enfermedad y ahora soy yo el que intenta darle ánimos (Otra cosa es que lo consiga).
Este blog lo comencé, en los tres últimos años de mi depresión en los que me retire del mundanal ruido y necesitaba plasmas mis pensamientos/penas. Nunca pretendí que nadie lo leyera pero observe que fueron muchos/as los que por él se acercaron y la mayoría dándome ánimos como ya dije anteriormente.
En nada me equivoco si digo que la más fiel has sido tú. Siempre estuviste en el momento oportuno, cosa que siempre te agradeceré, pero seria injusto no mencionar a tantas otras, cosa que en su momento haré.
El dejar este blog, cosa que en su día llevare a cabo, puesto que sigo pensando que debo romper todo lo que me une al mundo anterior, con contadas excepciones, entre las que sitúo a mis hijos, no implicaría que no hiciera otro; con él he descubierto una faceta mía que desconocía, que es plasmar en letras lo que pienso y sigo repitiendo sin animo de que nadie me lea.
Llevas razón: El resto...los vaivenes de la vida
Se perfectamente que el mundo que busco no existe, pero… ¡es tan bonito imaginárselo!
Gracias amiga Bettina

Anónimo dijo...

José Manuel: hace meses (varios) que leo tu blog. Llegué a él buscando información sobre Costa Rica, específicamente sobre extranjeros viviendo allí, por la decisión que hemos tomado con mi novio de ir a vivir allá, situación que espero se concrete en el mes de mayo. Desde entonces entro casi todos los días para ver si escribiste y hoy fue muy grande mi tristeza cuando leí las primeras líneas donde expresabas la posibilidad del cierre del Blog. No nos conocemos, aunque este extraño medio posibilita que uno sepa, a veces hasta demasiado, de una persona que nunca vio...No te puedo pedir nada, solo decidí hoy mostrar mi existencia para que sepas que hay una persona que está lejos y que disfruta mucho de tu escritura. Suerte y espero que todos esos sentimientos que lastiman demasiado se diluyan pronto! Besos desde Argentina, Virginia

José Manuel dijo...

Amiga Virginia, siempre es un placer saber que detrás de este aparato tan impersonal, que es el PC, existen personas como tú.
Ante todo darte las gracias por los ánimos que me das.
Son muchos los muros que he puesto entre mi presente y mi pasado y se que esta vez también lo conseguiré; con la persona que tanto daño me ha hecho ya están puestos los cimientos del mismo y veo que día que pasa este va creciendo. Este mundo al que ha veces creemos muy malo, o al menos a mi me lo parece, se encarga de demostrarte que no lo es tanto y esta vez lo ha hecho intercalando en mi camino a una amiga, en el sentido literal de la palabra, que me esta sacando de mi bajonazo, incluso sin yo pedírselo, ha recurrido a sus amistades para solucionarme mi residencia en este maravilloso país.
Aprovecho para aconsejarte que no cometas el mismo error que yo y traigas desde tu país todos los documentos que te exigirán para haceros residentes y te diré mas, intentad obtenerla directamente en Migración, sin mediar abogado alguno (Todo lo que huele a extranjero es motivo de estafa por parte de los mismos, y no soy yo solo el que lo dice).
En cuanto al blog, si te digo que mi espíritu contradictorio, por una parte me dice que rompa con todo mi pasado (En algunos casos estos lazos me exasperaron) pero por otro, me digo que aparte de tenerle mucho cariño (Me ayudo mucho en especial en la última fase de mi depresión), él no es culpable de nada y para hacer otro, que es lo que tenia pensado, por los motivos que expreso en mi anterior comentario, el por qué no seguir dándole una oportunidad a este.
Definitivamente, ¡Gracias!
Un abrazo y recuerdos a tu novio

Anónimo dijo...

No jodas y sigue con el blogs, parece que te conozco después de tantos años, últimamente que me conecto no coincido contigo, en alguna ocasión te he dejado algún comentario, espero que leas este comentario y sepas que seguimos leyendo tus pensamientos.
Un abrazo
Francisco Fernández

Karles Montalt i Miquel dijo...

Desde València
agradecería que nos siguieras deleitando con tus "pensamientos" y con tu visión de la vida, realmente para mi ha sido muy grato leer varios de tus posts i sobre todo poder continuar haciéndolo.

Un saludo
Carles Montalt

José Manuel dijo...

Amigo Carles, no son solo los comentarios que acompañan a este escrito los que me animan a seguir con este blog, sino que he recibido muchos correos en los que también lo hacen, así que por ahora le daré una tregua. Vuelvo a repetir, y te aseguro no es falsa modestia, que escribo, no pensando en el que me lean, sino como una forma de exteriorizar lo que pienso.
En cuanto a mi forma de ver la vida, te puedo asegurar que más bien me trae disgustos que felicidad. Ansío sobre todo mi libertad, y ya que estoy de frases, mi libertad acaba donde empieza la de los demás, y tropiezo con un mundo en el que son pocos la que la desean.
Saludos