jueves, 7 de mayo de 2009

De la guerra de Vietnam a perder un brazo en Costa Rica

Cuando decidí quedarme en este país, sabia de la colonización que en él existía por parte de los extranjeros, especialmente gringos, aunque curiosamente estos no hacen otra cosa que especular con los terrenos. Muy pocos son los hoteles o demás complejos turísticos creados por ellos, cosa que si han hecho otros, especialmente los españoles, aunque también es verdad que sobre todo en la costa viven muchos cuyos medios de supervivencia es de difícil catalogación. Estos últimos poco o nada hacen por mezclarse con los nativos y bastante menos por aprender su idioma; en sus reuniones, difícilmente hay un oriundo y siguen creyendo que son superiores al resto de los mortales.
Leer el resto Como decía, sabia de que los pueblos de la costa estaban invadidos por ellos, por lo que una de las primeras cosas que hice fue pasarme por el Instituto Costarricense de Turismo para que me indicaran un solo pueblo, por supuesto de la costa, al que no hubieran llegado, a lo que me contestaron que si yo lo encontraba se lo comunicara a ellos.
Fue en este pueblo en el que me quedé, precisamente porque vi que no abundaban mucho. Posteriormente, fui observando lo dicho, de que hacen su vida aparte de la comunidad, cosa que me alegro.
Todos los personajes que he descrito hasta ahora, caso de , , y mas, son ticos, pero hay otra serie de personajes que merece la pena tener en cuenta. Son personas que han recalado en este país por extraños motivos, y me repito, sus medios de supervivencia difícil descripción. La mayoría son gringos, pero también los hay alemanes, canadienses y por qué no españoles como es mi caso.
Anteanoche, en mi mesa, estaba Gerardo, otro extraño personaje, cuando se acerco William a quien no conocía. Ambos estaban borrachos pero el ultimo, consumidor habitual de marihuana, con la bebida difícilmente mantenía el equilibrio. Ya estoy acostumbrado a que me empiecen a hablar en ingles, cosa que hizo William, y cara de asombro cuando le digo que soy español, pero continua diciéndome que su abuelo también lo era y después de mis primeras indagaciones me dice que llego en un barco y aquí se quedo. Catalán por más señas, de apellido Vinyets.
Continuo sonsacándole, aunque hubo un momento en el que se escamo y tuve que contarle mi vida, cosa que hice en dos minutos, se tranquilizo y continúo con la suya.
Siendo un crío, emigro a Estados Unidos y por circunstancias que me costó trabajo desgranara, solo me decía que tenia hijos y que mantenerlos le era difícil, por lo que se alisto en la guerra del Vietnam. Pensé que la marihuana lo estaba haciendo inventar películas, puesto que ni Gerardo ni mi amigo Javier que ya se había unido a la tertulia, sabían nada de este pasaje de su vida. Le sigo sonsacando y cuando entre otras cosas le arranco que lo paso bastante mal en un pantano, con el agua hasta la boca y rodeado de vietnamitas. Si, a pesar de su estado etílico, estaba diciendo la verdad, otras personas me lo han confirmado. No conseguí sacarle si tenia heridas de guerra.
En uno de sus momentos empezó a hablarme en italiano y según me dijo Gerardo también hablaba alemán.
Difícil sacarle el resto de su vida en Estados Unidos, pero lo cierto es que hace unos veinte años apareció por este pueblo y fue el segundo, después de mi amigo Javier, que vivió del hotel Barceló, aunque William lo hizo vendiendo tours. Fueron varios años los que vivió en una tienda de campaña, acampado en la playa.
Procurare cogerlo consciente y que me desgrane el resto de su vida, porque me han hablado de que fue bailarín y no se cuantas cosa mas, pero la parte curiosa es que un día se metió con el perro de un vejete de malas pulgas que ya murió, este no se las pensó y le dio un machetazo en el brazo izquierdo. Consiguió llegar al pueblo desde donde lo trasladaron a un hospital de Puntarenas y estando en él se le gangrenó la herida por lo que tuvieron que cortarle el brazo.
Al menos, llamativo que saliera ileso de la guerra del Vietnam y fuera un viejo loco el que lo mutilara.
Con el brazo sin terminar de curar y haciendo el viaje por tierra, sin medios económicos, llego a Estados Unidos donde una hija le consiguió una pensión por la amputación de su brazo. Tiene otro hijo gringo el cual es militar y varios hijos ticos, de los que no se por qué me imagino no sabe ni qué es de ellos.
No es mucho lo que aparece por este pueblo a pesar e que vive a solo unos kilómetros de él, pero si lo hace, y su estado aunque no sea del todo, es más normal, intentare que me desgrane su vida más extensamente. Tiene doble nacionalidad, y su verdadero nombre es Guillermo, pero me enseña su cedula tica y aparece como William.


Búsqueda en Google de:

6 comentarios:

Diana Laura dijo...

¡La verificación de la palabra es lo único malo en tu blog!

De verdad, todo el mundo los pone y ni sé para qué.
En fin, vine aquí por otra cosa.

Me parece interesante que tengas dos blogs para la depresión, viéndola de una manera distante pero presente, y siento tan empáticas tus palabras que me sacaron una de las más grandes sonrisas que recuerdo.

Un saludo :3

José Manuel dijo...

Amiguita Diana, ni te imaginas que algo de lo que haya escrito te haya arrancado esa, casi tengo la certeza, preciosa sonrisa.
Vayamos por partes, yo tampoco comprendía a los que pedían la verificación de la palabra, pero ya lo explico, al parecer no lo leíste, en el encabezamiento de los comentarios: He tenido que poner Mostrar verificación de la palabra para comentarios, porque son muchos los robot que se acercan para dirigiros/me a otras web, y a veces, y yo lo he padecido, te infectan con virus.
Al parecer tú por ahora no has tenido la ocasión de que por tu blog se acerquen estos puñeteros desgraciados.
También me ha llamado la atención que con tus pocos años, lleves adelante tres blogs y además lo bien que los haces.
Una curiosidad, ¿las poesías son tuyas? Se que en una de ellas lo que haces es darle la vuelta.
Y otra mas: ¿El por qué en Cosas que no hay que entender, solo admites lectores con contraseña? Esta no tienes el por qué contestarla.
Saludos

Anónimo dijo...

Amigo gente como tu son los que hacen grande este pais yo soy de nandayure y se de lo que hablas esta tierra es muy calida y llenade gente linda. A todos los invito a esta peninsula "Nicoya" les mando un fuerte abrazo. Mi correo es mariodhl@yahoo.com

José Manuel dijo...

Amigo Mario (deduzco tu nombre por tu correo electrónico). No, no sabia que en la Península de Nicoya viven las personas más longevas del planeta. Lo investigare.
Veo que eres un enamorado de tu tierra, Nandayure, cantón número nueve de la provincia de GuanacasteLa verdad sea dicha, tu deseo de que venga gente a vivir por estas tierras, espero no se cumplan si de gringos se trata. Sinceramente creo que no os están haciendo ningún bien. Os han arrebatado la propiedad de las tierras, con la única idea de especular con ellas. Es mi opinión.
Conozco bastante bien San José y espero que te vaya bien por allí.
Costa rica es un país maravilloso, siendo tan pequeño alberga el cinco por ciento de la biodiversidad del planeta Tierra.
Entre los dos le haremos lo promocionaremos un poco.

Saludos

Virginia dijo...

Acuerdo con vos José. Aún sin haber pisado esa tierra, mi recorrido virtual me mostró la fuerte invasión que la “cultura” yanqui ha hecho en ese país…Desde sitios en Internet hasta carteles de negocios que solo anuncian en inglés. Situación que también encuentro en mi país, aunque en menor medida…Pero hay algo que no logro comprender…si bien la principal razón es que CR recibe mucho turismo (e inversión directa) yanqui para mi no hay nada más hermoso que viajar a un país que tiene un idioma distinto al mío y tener que romperme la cabeza para poder entender y comunicarme!!! Es más, me encanta la sensación de no haber comprendido todo cuando, por ejemplo, pido algo para comer, o tener charlas con la gente del lugar donde lo más probable es que luego de horas de hablar, la sensación sea de que cada uno hablaba de cosas distintas y, aún así, haber disfrutado un hermoso momento!! No sé que pretenderá el turista promedio yanqui pero yo disfruto muchísimo del desconcierto que un nuevo lugar me provoca! Lógicamente no todos disfrutamos la vida de la misma manera y, por supuesto, no todos buscamos lo mismo cuando viajamos…Pero espero que eso solo represente un pequeño porcentaje, que solo sea la parte del negocio del turismo porque me muero de ganas por mezclarme con ticos y conocer el pueblo centroamericano puro!! Saludos desde Suramérica!

José Manuel dijo...

Hay mas amiga Virginia, durante mi recorrido en busca de un lugar donde asentarme, visite muchos hoteles, Pus bien: Todos los avisos los ponían en ingles y debajo y en letra mas pequeña en español. El ferry que atraviesa el Golfo de Nicoya, solo tiene un cartel indicador el cual reza FERRY TO PAQUERA. Todo esto para mi es una bajada de pantalones (No se como lo decís por ahí).
Son muchos los años que estuve navegando, y fui a países donde hablaban diferentes idiomas al mío, Desde el chino al árabe, pasando por el alemán y el malayo. En todos me entendí. Empezabas con gestos y en especial con un papel y un lápiz (era mi truco) dibujando lo que querías, y acababas aprendiendo lo imprescindible para comunicarte. Salías contento.
Me repito, los gringos se creen superiores y no solo no se esfuerzan sino que te miran con mala cara si no hablas su idioma. Como en todo hay excepciones.
Me alegro de tenerte nuevamente por aquí.
Por cierto estuve varias veces en Uruguay y en Chile pero me quede con las ganas de conocer Argentina
Saludos