miércoles, 20 de mayo de 2009

Lo que no esperabas ocurre

¡Putas prisas!.. Mala calidad de la imagen
Lo que todos pronosticaban ocurrió. El turismo brilla por su ausencia. Javier me dice que en Barceló se pueden contar los turistas con los dedos de las manos, por lo que sus ventas dejan mucho que desear. Una alemana que se fue hoy, le había dicho de comprarle ocarinas pero la ley de Murphy es implacable y no tenia, por lo que ayer tuvo que ir a San José a comprarlas.
Contemplaba mi atardecer.
Veía en la playa gente extraña.
Leer el resto Junto a mi mesa una buseta de un tamaño considerable.
Llega Javier y lo único que ha vendido es lo previsto de la alemana. Contándome sus penas estaba, cuando comienza a llover y la gente de la playa se dirige a la buseta.
Ese habla me suena.
¿Sois españoles?
Si, de Madrid.
¡Hombre!.. ¡Me alegra veros! Yo también soy español.
Entablamos conversación y Javier que no pierde ocasión, saca de su bolsa sus ocarinas y demás abalorios y hace una buena venta. Ni os imagináis el favor que le hicisteis; con urgencia tenia que pagar su patente de ventas.
Estos españoles han hecho base en Boca Barranca, cerca de Puntarenas, han alquilado la buseta y hacen desplazamientos a diferentes lugares de Costa Rica. Perdían el ferry así que no es mucho lo que hablamos.
Se que os ha gustado este país y que posiblemente le aconsejéis a vuestros amigos que lo visiten. Os pido un favor: Decidles que si lo hacen, hagan por ver a Javier y les hagan alguna compra; en este pueblo solo tienen que preguntar por el loco y rápidamente lo localizaran. Su mujer y su hijo están en Guatemala (ella es india maya) y el dinero para la enfermedad de su hijo (motivo por el que están allí) escasea. Es una excelente persona.
Por otro lado las ocarinas, son una joya única. Solo las fabrica una orfebre y sus ganancias no le dan ni para sobrevivir, así que pronto dejara de hacerlas.

Cuando volvemos de la playa Javier se empeña que nos sentemos en el porche de su casa. Me saca un fresco hecho por él, agua con limón y azúcar, me saca el periódico y mientras le echo un vistazo, el me echa unas filosofadas sobre su forma de ver el mundo. Su postura es invariable.
Tenia ganas de tener esta imagen y aproveché al primero que paso por allí para que nos la tomara.

La remesa de ocarinas, las lía en papel de periódico, único motivo por lo que lo compra. ¡Bueno!.. También es verdad que se le van los ojos detrás de la señorita despampanante que en él colocan.
Te dejo Javier, Diana me esta mandando dos videos y tengo interés en verlos.


Búsqueda en Google de:

2 comentarios:

Gabriel dijo...

Hola espero que te encuentres bien soy el sobrino de javier....solo queria saber como estan las cosas por alla y como ves a mi tio???porque aunque no tengo mucha comunicacion con el si le tengo gran aprecio y espero que deberas se solucione el problema con el hijo.....

José Manuel dijo...

¿Qué tal Gabriel?.. Me alegro tenerte por este rincón.
Tu tío, como digo en este escrito, sigue pasándolo mal en lo a dinero se refiere, pero su particular forma de ver la vida, le hace ser optimista… aunque la verdad sea dicha, anoche estuve sentado con él en su porche, y le note triste.

Saludos