viernes, 16 de noviembre de 2007

Tener o no tener...el asunto es necesitar

Se me ocurrió hacer una lista de las cosas que prescindiría, la verdad es que ni yo mismo se con ánimo de qué, y fue Julia la que me dijo y cito textualmente: El asunto no es tener o no tener las cosas, creo yo...el asunto es necesitarlas. La verdad es que anoche me dio que pensar y llegue a recapacitar, que había sido una estupidez por mi parte el colocar dicha lista, tan es así que mas de una vez he pensado en ir haciendo una de las cosas que necesitaría llevarme cuando emprenda mi viaje, y siempre he rechazado el hacerla, diciéndome que me iría con lo puesto y lo imprescindible que me cupiera en una mochila. Tenia decidido retractarme esta misma mañana, pero la verdad es que lo que yo llamo restos del temporal no me han dejado. Esta tarde me encuentro mejor y al menos voy a hacer el intento.
Según los últimos datos de la ONU sobre el desarrollo (PNUD) del año 2001, hemos mejorado en la educación y en la salud, pero todavía hay mil millones de personas que no tienen agua potable ni una vivienda digna.
Actualmente 968 millones de personas no tienen acceso a fuentes de agua limpia; 2.400 millones no tienen una asistencia sanitaria de base; 34 millones están afectados por el sida; 163 millones de niños por debajo de los 5 años están desnutridos y 11 millones de niños mueren cada año por enfermedades curables.
En cuanto a la educación, todavía 854 millones de adultos son analfabetos (de éstos, 543 millones son mujeres), y 325 millones de niños (183 son niñas) no van a la escuela.
La verdad es que después de leer estas cifras, que aseguro que las tengo muy en mente, me parece una frivolidad por mi parte decir que prescindo de una lavadora. Si una de las mil millones de personas que carecen de agua, hubiera leído mi dichosa lista, cosa también improbable puesto que será analfabeta y por supuesto carecerá de acceso a Internet, lo primero que hubiera pensado es en mi egoísmo y que ella se conformaría no ya con las cosas que menciono, sino probablemente con mis desechos.
Yo que a lo largo de mi diario tanto he criticado al sistema, he comprendido que es muy difícil escapar de sus garras. ¡De verdad que lo siento!

Búsqueda en Google de:

6 comentarios:

Julia Ardón dijo...

gracias por leerme y más por la mención.
Leyendo esas cifras pienso que en el mundo hay de sobra para todos y para todas..y lo injusto es hacer creer a tanta gente que no es merecedora, que es "normal" que haya que caminar 4 kilómetros para buscar agua, que es normal que la mitad de los hijos que parís se te mueran...Hay tanta gente que en su ignorancia se ha acostumbrado a vivir en condiciones de poca dignidad porque no saben que tienen derecho a tener dignidad.

Es triste. Pero nos queda el resto de la vida que vivimos para hacer algo.
Pensarlo ya es algo.

Cariños

José Manuel dijo...

Lo peor es que como escribi en Gaia no da para todos este puñetero punto del universo, al que cremos el centro del mismo, ya no da para tantos. Dificil solucin le veo a la cosa.
Puede que sea un pesimista nato

Julia Ardón dijo...

si alcanza...el sistema te ha hecho creer que no alcanza para todos, pero sí alcanza.
Claro que sí.

José Manuel dijo...

Puede que tú sepas más que yo del asunto que te voy a proponer. Que terreno necesitaría una familia para cubrir sus necesidades mínimas y cuando digo mínimas me refiero a los alimentos necesarios, incluyendo carne, verduras, leche, y por supuesto vestimenta y leña para cocinar. No quiero que tengan electricidad y mucho menos vehículos, como puede ser un tractor para el campo. Yo haré el resto de los cálculos.
Un saludo

Barrabás-Barrabás dijo...

Un día me preguntó Juan Juarez -mi Socrates personal, si yo fuera un discreto Platón- "qué es lo que le falta al mundo", a lo que yo respondí con casi una decena de respuestas sin dar con su idea. Desde comida, viviendas, recursos para todos, hasta abolición del capitalismo -entre algunas que me acuerdo-.
Lo que me respondió después de que ya darme por vencido fue "Lo que falta en el mundo es amor"...
Pensando las cosas, por lo menos estoy seguro de que si sería un cambio muy grande en este mundo donde cada quien jala la cuerda para su la'o, y donde el hombre es un lobo al hombre.
Eso es lo que me dijo...
Pero por desfortuna yo también soy bastante pesimista.

Em dijo...

Bueno, mucho depende de cómo lo mires... y creo que nada ganas con culparte ni preocuparte, si no más bien deberías ocuparte en lo que te toca, en lo que el destino de pone (como algún niño, algún perro, alguna persona que necesite algo, etc.), recuerda que de lo pequeño se hace lo grande...

Otro beso.