lunes, 26 de noviembre de 2007

La costa contaminada por el turismo es irreversible


Llevo unos días con una apatía total, desganado y cuando pienso en algo venidero, lo veo negro. Estoy seguro que es la depresión, pero nunca se me había manifestado así. Me veo como una persona normal pero pesimista, si esto es señal de que ya estoy saliendo bienvenida sea este pesimismo, pero no tengo claro si lo que veo es real, o consecuencia de mi estado de ánimo.
Desde que empecé mi diario, uno de los artilugios (Así les llaman los blogeros, aunque me parece la palabra mas inadecuada que se haya podido buscar) que puse fue el de las noticias de Costa Rica; mi pensamiento era irme a vivir allí, razón por la que quería estar informado de cuanto allí ocurriera para no llegar siendo un estorbo, pero ya doy por seguro que estaba equivocado, que no es el país que busco. ¿El por qué este cambio de opinión? Allí tengo contactos, que más que contactos los considero amigos, a pesar de que unos han votado si al TLC y otros no (Mal asunto que el país se haya bipolarizado como consecuencia de este referéndum), y a todos les he hecho la misma pregunta: ¿Hay alguna ciudad costera que no haya sido “contaminada” por el turismo? Ninguno me ha dicho que exista, pero ayer o anteayer, leyendo sus noticias, me entero que los gobiernos de Costa Rica y Nicaragua, han firmado un convenio, para que 10.000 (Diez mil) trabajadores de la construcción pasen del último país al primero. Rápidamente pensé en la edificación de hoteles, campos de golf, piscinas, principalmente en la costa y sin querer me retrotraigo a España, cuando creía que había descubierto el Potosí. Igual pensaran ahora los costarricenses y la verdad, es que si he sentido pena de España, al considerarme ciudadano del mundo (No es un tópico), también lo siento por ellos.
Aunque no se lo crean la colonización que sufrieron por parte de los españoles, va a ser una hermanita de la caridad comparada con la que ya están sufriendo por lo que se ha dado en llamar la globalización y que para mi es la conquista del capital, más sibilina por supuesto, de los países pobres. Les recomiendo que se graben bien en la memoria el oasis de la naturaleza que tienen ahora, para poder contarles a sus nietos, lo que se perdieron. No se el por qué se me ha venido a la imaginación grandes plataformas flotantes sacando gas metano de la cordillera de Coco.
¡Ojala me equivoque!

Búsqueda en Google de:

5 comentarios:

Julia Ardón dijo...

has oído hablar de la ley de la atracción? investigá, y si e suena "tonto", dale al menos el beneficio de la duda.

Somos co-creadores de nuestra realidad, no víctimas de circunstancias.

Si lo ves así, no serás más sabio, sino que disfrutarás más el viaje.

Cariños

Barrabás-Barrabás dijo...

Puede que haya tomado un concepto medianamente equivocado de latinoamerica. La verdad es que cada día se hace más dificil encontrar playas presencia turistica.
Playas de mi cercania de unos 10 años para acá han pasado a ser propiedad de gringos asoleados.
Espero encuentre su sitio, seguro que todavía lo hay.

Saludos.

PD. Le doy un pequeño agradecimiento en mi blog, le pido que pase.

José Manuel dijo...

Amiga Julia, por si no te acercabas mas por este blog, he dejado un comentario en uno de los tuyos: “Julia Ardón”. Si has llegado aquí primero, lo que vengo a decirte, es que no he entendido lo que me has querido decir y que si en algo te ofendido, me disculpes.

Julia Ardón dijo...

diay, eso...que de lo que hablas mucho eso tendrás, que la actitud con que te enfrentés al mundo determinará todo, que nada es separado de vos.

Buscá en goggle "Ley de la Atracción".

Gaby Gaby dijo...

Muchas veces los seres humanos no medimos las cosecuencias de nuestros actos, de nuestros proyectos... pareciera para muchos que la naturaleza no importa porque su afectación "al parecer" no los daña directamente... Que mala forma de pensar...
Lo malo no es explotar el turismo, pienso que lo malo es ciudar a la naturaleza durante ese proceso...
Muchas gracias por la visita!!!
Saludos