lunes, 23 de abril de 2007

Las jugadas del cerebro. Cansancio mental



Después de un tiempo, que a mi se me ha hecho eterno, de días nublados y sin ni siquiera llover, hoy hace un sol esplendido. En estos últimos días no he dejado de dar los paseos que me había impuesto. Hoy me ha servido de pretexto para no darlo, el que tenia que ir al pueblo a por mis medicinas. Ya encima de la moto iba laso por lo que sospechaba que ya tenía encima el dichoso cansancio mental.
Es otro de los coletazos que me quedan de la depresión. También es difícil de explicar. ¿Como es posible que después de estar toda la noche durmiendo, se levante uno agotado? Que es la mente estoy completamente seguro. Es una lucha entre el consciente que te dice que podías ir haciendo cosas retrasadas y el inconciente que te dice que tu cuerpo no tiene fuerzas para hacerlo. La mejor solución que he encontrado para esto es tirarme a la piscina. Aunque parezca una tontería antes de entrar en el agua deseas que este fría. Sales y durante un tiempo parece que has resucitado pero el inconveniente es que dura poco y llega un momento, en las rachas fuertes, que te cuesta trabajo hasta bañarte. Prefiero esto a los ataques de ansiedad, pero también me cabrea puesto que basta que no puedas hacer nada para que te venga a la memoria una lista interminable de cosas por hacer. Lo mejor que me sirve para bañarme cosa que me encanta.

Búsqueda en Google de:

1 comentarios:

Dedie dijo...

Pensé que no podía contestarte! No veas lo que tarda en abrirse la ventanilla de respuesta, no sé si será un problema generalizado o sólo es cosa mía. Es que acaba con mi paciencia!

Anda queeeeeeeeeeeee ya te vale con tus disertaciones sobre la muerte, con el pánico que me da a mí. Y no sólo la mía, la de mis seres queridos. Pero tengo que reconocer que es muy interesante lo que has contado. Pero yo quiero morir de viejecita, sentada en una mecedora a la luz de la luna y haciendo una colcha de calceta ( bueno, esto lo tendré que aprender , que no se me han pegado las habilidades de mi madre).

Me alegra mucho que estés mejor. Eso que dices de levantarte sumamente cansado después de haber dormido toda la noche, lo decía mi ex. Cuentas muchas cosas que le pasaban a él. Supongo que es un gran reto tener que aprender a mi vivir con la depresión.

Y cambiando de tema, la letra es mía. No la tengo muy bonita y es un poco enrevesada. Mis compañeras de carrera siempre me toman el pelo diciendo que aprobaron Paleografía gracias a mis apuntes. Y sí supongo que es por escribir demasiado de prisa.

Y diarios tengo dos que conservo con gran cariño, puesto que están escritos en un periodo de tiempo que comprende de los 13 años hasta los 18, después me volví muy vaga,y me pasaban tantas cosas que estaría escribiendo durante horas.

Me encanta que no seas breve, te imagino de lo más parlanchín.

Ah mi padre también bucea ( recordé ahora comentártelo porque me queda justo a la derecha tu foto en Melicea).

Bueno, perrillo inquietante, recibe mi ración de bicos. Y sé muy feliz en la medida de tus posibilidades, que pueden ser muchas....tienes que creerme.