miércoles, 17 de octubre de 2007

La filosofía y el final del mundo

Mi eterna depresión, o al menos a mi me lo parece, ha hecho que esta mañana me levante hundido. Cuantas veces me he dicho que no voy a hablar más de ella en mi diario pensando que ignorándola, seria yo el que la aburriría, pero ella se encarga de recordarme que sigue ahí. Encima mi amigo Visithor me reta a que hable del “Eterno Retorno”. Me da la impresión de que no has leído “Así habló Zaratustra”; en mis tiempos era de obligada lectura y te aseguro que es un autentico coñazo, o al menos hoy que todo lo veo negro, es lo que me parece.
En primer lugar, para nada acepto retos/competiciones; bajo mi punto de vista es una perversión, que lo que yo llamo sistema se encarga de activarnos, para poder explotarnos mejor. El que en una cadena de montaje pone un tornillo mas ¿es mejor que los otros? De todas formas mientras intento contestarte, no pienso en mi depresión.
Antes de nada, te diré que hace bastante tiempo que soy un escéptico y deje de pensar en cosas trascendentales para preguntarme cosas más sencillas, como cuales son las condiciones necesarias para que germine una semilla.
Mi respuesta forzosamente la tengo que dividir en dos. Todas las preguntas que te haces, están dentro de un límite y ese límite esta en lo que entendemos por universo y que seria el estado actual de la singularidad en la que se produjo la gran explosión. Ya desde que Kepler enuncio sus leyes, diciendo que los planetas describían orbitas elípticas alrededor de sus soles, la cosa, se fue reduciendo hasta dar por hecho que incluso los elementos subatómicos también lo hacían (El electrón la describe alrededor de su núcleo). Había una excepción, que era la luz a la que se le suponía una trayectoria recta, pero viene el descubrimiento de los agujeros negros y se ve que hasta en eso estábamos equivocados. Simplificando, las células que todos los días desprende mi cuerpo describirán la citada elipse a través del espacio/tiempo, pero siempre volviendo al punto de partida, luego yo volveré a existir. Así una y otra vez. ¿Habría una última en la que alcanzaríamos la perfección, según las religiones orientales? No lo se. Como te he dicho ya hace tiempo que pienso en cosas más cercanas, como el por qué todos los días mueren 25.000 personas de hambre, mientras unas pocas derrochan al limite de sus posibilidades.
La segunda parte de mi respuesta, complica mas la cosa. Ya ayer te decía que una de mis eternas preguntas es donde estaba la famosa singularidad que estalló. Como he escrito en alguna otra parte de mi diario, no ha sido al primer físico que se lo he preguntado y su respuesta es cojonuda: La física se ocupa solo de aquello que se puede medir, y al no haber llegado aun al principio de ese punto (Están a fracciones de segundo de llegar), su respuesta es que mi pregunta entra dentro del terreno de la filosofía. Yo que pienso de una forma más simple, me contesto que en algún espacio tendría que estar, puesto que no creo en la nada, pero si es así ¿Cuántos puntos hay en ese otro espacio? ¿Cuántos han estallado dando lugar a otros mundos? A su vez todo ese conjunto de universos y de singularidades ¿tienen un límite? Si sigues pensando o acabas loco o creyendo en el infinito, cosa que no cabe en mi pobre cerebro.
Como final y para que veas hasta donde llega mi esceptismo, no solo no creo en ningún dios, sino como también he dicho por aquí, tampoco en banderas himnos, fronteras ni en ideologías, que lo único que han dado lugar es a guerras en las que han muerto millones y millones de personas y todas creyéndose en posesión de la verdad absoluta.
¡Ah! Jamás he intentado convencer a nadie de mi forma de pensar. Si aquí escribo, es porque como digo en el encabezamiento, he escogido un retiro voluntario, pero tengo necesidad de comunicar mis ideas y se las cuento a esta maquina que tengo delante sin pretensiones de ninguna clase. Aspiro a buscar un rincón de este mundo donde haya gente sencilla y al decir sencilla no me refiero a tonta. ¡Ojala lo consiga!

Búsqueda en Google de:

4 comentarios:

visithor dijo...

bien, bien.. creo que me excedí con mis tortuosas preguntillas. He notado un ligero humillo en tu texto..
Sin embargo, una de mis filosofias de vida es que, si estamos en este mundo para volvernos locos con tanto problema y zarandaja, por qué no zambullirnos en preguntas del demonio...
Si bien,contradictoriamente, antepongo a lo dicho el nihilismo budista: Todo es maya,es decir, no te comas la cabeza que no merece la pena.

AH! por fín, blogero Jose Manuel, he caido a quién me recordaba (de hecho eres calcado) tu rostro y mirada: a CHEJOV.
Hazte con una foto suya y compruebalo..

visithor dijo...

...another thing:
cuando te sientas deprimido, visita ésta mi web:
http://fractal.ariadna.net

no es exactamente un blog. además de que lo actualizo cada año cosmico..

José Manuel dijo...

Amigo/a Visithor, lo mas probable es que esto ni lo leas. A nadie, ni a mi más encarnizado enemigo, le deseo una depresión. Ni siquiera los psiquiatras que tú mencionas en tu web, saben lo que es; solo el que la ha pasado. Viene esto porque yo en mis restos de temporal, me vuelvo irritable, pero no contra nadie, hace tiempo que pasé de odiar, aborrecer, detestar, envidiar…, la irritación es contra mi mismo, así que si viste en mi escrito un humillo era de mi cerebro.
Hoy he estado peor y todo el día en la cama maldiciendo a mi madre por haberme traído a este mundo ¡Pobre mujer!, y ahora me he venido a este rincón que tantos malos ratos me ha quitado.
En un principio pensé que eras alguien que buscaba el misticismo, pero creo que mas bien eres un cachondo/a mental que se ríe de su sombra.

visithor dijo...

Cierto que no conozco del todo eso que llaman depresion; aun tengo 32 años.Quizá mi truco esté en que digo muchas paridas, no dando tiempo a que la depresion se apodere de mí.

¿Quién no ha dicho alguna vez en su vida eso de "todo el día en la cama maldiciendo a mi madre por haberme traído a este mundo"?; y el que no lo haya dicho nunca, es un enfermo mental de primer grado.

Diría que en el fondo toda depresion es una patraña; igual que la alegria. Quiero decir, a tu edad (incluso mucho antes), Jose Manuel, deberias practicar la ataraxia; abstenerse de todo sentimiento y emocion: MEDITANDO. Poco a poco.


Cierto eso de que soy 'cachondo mental' pero el sentido del humor no es más que otra patraña.
Mi 'gran ambicion' es prescindir de lo mundano y humano; así como algunos quieren ser como Beckam, yo quiero ser como Buda.

Y, está bien eso de escribir, Jose Manuel, pero escribir es... otra patraña a la que se aferran muchos hombres.

Sé Buda..

No te dejes llevar por algo tan vulgar y humano como la depresion.

Practica todos los dias minimo 10 minutos de silencio, concentrandote en tu respiracion(insp..exp..)
MEDITA. no pierdas el tiempo con pensamientos de cualquier genero.y menos con negatividades.
Te lo digo yo que siempre he sido un tio oscuro.