miércoles, 16 de julio de 2008

De Guaicaipuro Cuauhtémoc al Jefe Seattle

Después de desmentir la existencia de un supuesto cacique al que llamaban y por supuesto de la conferencia que dio ante más de un centenar de unos supuestos Jefes de Estado y dignatarios (La verdad es que no se cuantos dignatarios daban por asistentes, pero la verdad es que a bote pronto, dan a entender que eran mas de los existentes los Jefes de Estado que asistieron) de la Comunidad Europea, he tenido unas reacciones nada agradables por parte de los que tenían asumida su existencia, cosa que no es de extrañar, puesto que colgados en la red hay cantidad de enlaces, algunas tan sospechosas como un de la Universidad de los Andes de Venezuela, y hay un de un cantante, rubio él, por lo que sospecho que poca sangre india corre por sus venas y que como yo mencionaba, lo que incitan es al enfrentamiento y al odio.
Espero no sufrir las mismas reacciones al hablar del Jefe Seattle.
Puedes continuar leyendo...En primer lugar para saber la verdadera historia de la colonización, que mejor que la Brevísima relación de la destrucción de las Indias, de un gran defensor de los indios como fue Bartolomé de Las Casas. Nadie mejor que él describió las putadas que hicimos en la conquista y que dio lugar a Leyenda negra española para que haya que inventarse nuevas historias. ¡Lo siento!, me gusta saber el por qué de las cosas, razón por la que intento investigar; otra cosa es que lo consiga. Que nadie interprete quiero restarle meritos a los personajes.
El Jefe Seattle, a diferencia del cacique citado al principio, si existió, pero su fama le viene de un supuesto discurso, apropiado por los ecologistas como si de ellos se tratara, y que puedes leer en este .
-University of Washington Libraries. Lo que se sabe de sus principios, es por lo que dijo a los colonos, que nació en la Isla Blake, en el centro de Puget Sound. Su padre, Schweabe, era uno de los principales del pueblo Suquamish y su madre, Sholitza, era Duwamish de la parte inferior del Río Verde. Su nacimiento se produjo durante una época apocalíptica en los pueblos de su época, cuando epidemias introducidas por los comerciantes occidentales diezmaron a la población nativa, y la introducción de productos y armas de fuego por los invasores produjo grandes disturbios.
Hizo de portavoz nativo en el tratado celebrado en Punto Elliott (Muckilteo), desde el 27 de diciembre de 1854, al 9 de enero de 1855. A pesar de expresar sus dudas acerca de las personas que reciben dinero por sus tierras, él fue el primero en inscribir su firma en el documento de cesión de la titularidad de unos 2,5 millones de acres de tierra, manteniendo una reserva para su Suquamish.

El Jefe Seattle dio un discurso en Enero de 1854 que fue mencionada por el Dr. Henry A. Smith en el Seattle Sunday Star en 1887. Es comúnmente conocida como Respuesta del Jefe Seattle debido a que era un discurso que contestaba al Gobernador Territorial Isaac I. Stevens. Aunque no hay duda de que el Jefe Seattle dio la charla de marras, se pone en duda la exactitud del relato de Smith. Y aún más lo son los posteriores relatos que derivan del de Smith.
Pese a que se sabe que Smith acudió a escuchar la alocución, este no hablaba el idioma Lushootseed del Jefe Seattle, y hay cierta incertidumbre acerca de qué cantidad fue acaso traducido incluso al Chinook en ese momento. Según la (Administración Nacional de Archivos y Registros), "La ausencia de toda evidencia contemporánea...crea dudas acerca de la precisión de la capacidad de reproducción del Dr. Smith en 1887, unos treinta y dos años después del presunto episodio. Por ello es imposible...ni confirmar ni desmentir la validez de este...mensaje." En definitiva, historia de un hombre escrita por sus colonizadores y que para los indios ha quedado como que era un indio de corte inferior, una broma entre los nativos y lo que es peor, un cobarde y un traidor por haber llevado a cabo las negociaciones del tratado y cedido las tierras indias al hombre blanco, y para otros como que fue puesto en una posición donde tuvo que hacer elecciones muy difíciles y en última instancia dañinas. Se rompieron muchos corazones porque el estilo de vida de los suyos fue cambiado completamente. Los colonos hicieron que los nativos se movieran a pequeños trozos de tierra, separados los unos de otros. Pero como líder y con lo que pudo prever en su momento, creo que hizo la elección adecuada.

Jefe indio Joseph
¡Por cierto! Hubo otro jefe indio de nombre , contemporáneo del anterior, que su único pecado para no ser famoso, es que no se le atribuye ningún discurso.

Búsqueda en Google de:

5 comentarios:

Luis Guillermo romero G. dijo...

Creo que no tienes muy clara la diferencia entre un texto histórico y uno literario. El primero, con sus falencias se deriva y describe la realidad, mientras que el segundo hace una recreación de ésta. El texto de Guaicapuro, salvando sus limitaciones estructurales, es un texto literario

José Manuel dijo...

Amigo Luis Guillermo, al parecer no pinchaste el pdf de la Universidad de los Andes, porque si lo hubieras hecho, hubieras visto que incluso da la fecha en que el famoso discurso ocurrió, o sea que de texto literario nada. Por otra parte el cantante ¿cantante?, no incitaba al odio recurriendo a un texto sino a la figura de este personaje, dando por hecho que existió.
Saludos

Gonzalo dijo...

Hola!
Queria ver la posibilidad de que me aclares un poco mas sobre Guaicaipuro Cuauhtemoc, porque tengo que analizar este texto en comprension del discurso oral y escrito, y en verda no entiendo mucho, lei el texto y me gustaria ver la posibilidad de que me ayude a analizar este texto...
Gracias!

José Manuel dijo...

Amigo Gonzalo, creo que sigues sin entender que Guaicaipuro Cuauhtémoc, no existió, y si niegas la mayor, mucho menos el tal discurso ni oral ni escrito. Todo salio de la mente de Luis Britto García, periodista, que el 18 de octubre de 1990, el diario "El Nacional" de Caracas, Venezuela, le publicó la conocida carta "Guaicaipuro Cuauhtémoc cobra la deuda a Europa", y que algunas personas y medios desinformados la toman como propia de un cacique.
¿Como analizar un texto de una persona que no existió, imaginado por otra persona que lo escribió fuera del contexto histórico a que se refiere? ¿En la mente de quien te pones, en la de Guaicaipuro Cuauhtémoc, o en la de Luis Britto García?
De todas formas aquí te dejo mi correo electrónico, por si crees que puedo ayudarte en lo referente a los hechos históricos que en dicho discurso se mencionan.
master2645@gmail.com

Erick Enrique dijo...

en que te basas sobre que el "gran cacique guaicaipuro" no existió?