sábado, 8 de marzo de 2008

Solitarios, esos personajes

En un pasaje de La vida es sueño, Segismundo decía:
Pues si los demás nacieron,
¿qué privilegios tuvieron
que yo no gocé jamás?
Y en otro Rosaura entre otras cosas contestaba
Cuentan de un sabio, que un día
tan pobre y mísero estaba,
que sólo se sustentaba
de unas yerbas que comía.
¿Habrá otro -entre sí decía-más
pobre y triste que yo?
Y cuando el rostro volvió
halló la respuesta, viendo
que iba otro sabio cogiendo
las hojas que él arrojó.
A santo de qué viene esto. Yo creía ser el personaje más solitario de este mundo, pero a través de mi amigo Juani, conozco a Celia. En uno de sus escritos me dice: Sí, la soledad me acompaña, pero mi historia es muy simple, poco a poco he ido perdiendo a todos mis seres queridos, perdí a mi marido y me quedé como una cáscara vacía, ahora solo tengo a mi hijo, pero le veo tan poco que es como si no lo tuviera, vivo a 50 Km. de él y solo me visita 2 veces al año, si yo voy, bien , si le llamo por teléfono bien, pero no esperes que él haga lo mismo, entonces me refugio en las muchas cosas que hago y en los amigos, pero el vacío sigue ahí.
En otro escrito anterior me decía: Yo al revés que tú no tengo ni los domingos la visita de mi hijo.
Me manda unas que aunque originariamente son de Facundo Cabral, no se si por ella o por alguna otra persona han sido modificados y la verdad es que merece la pena leerlas. Aquí os las dejo
No estas deprimido, estas distraído. Distraído de la vida que te rodea.
No es tan malo vivir solo. Gracias a la soledad te conoces.
Nunca pierdes nada, porque nada te pertenece, ni siquiera uno solo de tus cabellos. Todo te fue dado.
La vida no te quita cosas; te libera de cosas, te alivia para que vueles más alto.
Lo que llamas problemas solo son lecciones.
Ni siquiera pierdes a nadie. Los que se van solo se adelantan, porque hacia allá vamos todos.
No hay muerte, solo mudanza.
Haz solo lo que amas y serás feliz, el que hace lo que ama está benditamente condenado al éxito.
No hagas nada por obligación ni por compromiso, si no por amor. Entonces habrá plenitud, y en esa plenitud todo es posible.
Tienes un ser humano a cargo y eres tú mismo. A ti debes hacerte libre y feliz.
Decide ahora mismo ser feliz porque la felicidad es una adquisición. Además, la felicidad no es un derecho es un deber.
Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la tierra es tan corto, que sufrir es una pérdida de tiempo.
No estás deprimido solo estás desocupado.
Puede que no haya días sin dolor, risa sin tristeza, sol sin lluvia. Pero también es cierto que tú tienes fuerzas para cada día, consuelo para las lágrimas y luz para el camino.
CUANDO LA VIDA TE PRESENTE MIL RAZONES PARA LLORAR, DEMUESTRALE QUE TIENES MIL Y UNA RAZONES POR LAS CUALES SONREÍR.



Búsqueda en Google de:

2 comentarios:

Cèlia dijo...

En el momento de leer tu comentario de hoy me enojé, pensé que no tenias ningún derecho a publicar algo que yo te habia dicho particularmente, pero luego he reflexionado y creo que si alguien se encuentra en una situación parecida, puede pensar que si bien es cierto que está sola o triste, la vida también nos da sus cosas buenas, y si sabemos buscarlas con ellas podemos llenar ese vacio y ser felices. Espero que esta reflecxión sirva para algo o alguien.

Anónimo dijo...

Celia, a mí no solo me ha gustado, si no que también me ha servido... Distraída de la vida... ahora le puedo poner palabras a un sentimiento. Un beso.
P.